bladerunner05@hotmail.com

BIBLIOGRAFÍA DE VÍCTOR VIRGÓS

BIBLIOGRAFÍA DE VÍCTOR VIRGÓS (ORLANDO TÜNNERMANN)

"LA CASA DE LAS 1000 PUERTAS" -A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES-

"LA PUERTA DE LOS SUEÑOS" -A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES

"EL HOTEL DE LAS ALMAS PERDIDAS". A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES

"ISLA DIAMANTE" -A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES

"SOL TENEBROSO" -A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES -.

"EL LABERINTO DEL SOL Y LA LUNA" -A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES

"LA MANSIÓN DE LOS AMORES MALHADADOS" -A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES

"AL OTRO LADO DE LA OSCURIDAD" (EN PROCESO DE GESTACIÓN)

"EL SANTUARIO DE LAS ROSAS NEGRAS" (EN PROCESO DE GESTACIÓN)

"SELENE MOON" (EN PROCESO DE GESTACIÓN)


VÍCTOR VIRGÓS

VÍCTOR VIRGÓS
VÍCTOR VIRGÓS (ORLANDO TÜNNERMANN)

AL OTRO LADO DE LA OSCURIDAD

AL OTRO LADO DE LA OSCURIDAD
AL OTRO LADO DE LA OSCURIDAD

"LA PUERTA DE LOS SUEÑOS" VÍCTOR VIRGÓS

"LA PUERTA DE LOS SUEÑOS" VÍCTOR VIRGÓS

"LA PUERTA DE LOS SUEÑOS"

"LA PUERTA DE LOS SUEÑOS" (A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES)

"LA PUERTA DE LOS SUEÑOS". VÍCTOR VIRGÓS.

BÁRBARA Y MIRANDA SON TESTIGOS DE UNA REUNIÓN CLANDESTINA DE UNA PELIGROSA BANDA DE FACINEROSOS.

SU INTROMISIÓN ACABARÁ POR ARRASTRARLAS HASTA UN DESCONOCIDO, INHÓSPITO Y DESHABITADO PUEBLO TUROLENSE, DONDE MANFRED BÖHER LLEVA A CABO UN DEMENCIAL PROGRAMA TERAPÉUTICO QUE EL LUNÁTICO MESÍAS HA DADO EN LLAMAR "LA PUERTA DE LOS SUEÑOS". SUS VIDAS CORREN PELIGRO EN MANOS DEL ESPURIO SANADOR Y SU CUADRILLA DE ENAJENADOS PROSÉLITOS.

.

"ISLA DIAMANTE" A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES

"ISLA DIAMANTE" A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES

"ISLA DIAMANTE" PRÓXIMAMENTE EN WWW.AMAZON.ES

ISLA DIAMANTE "VÍCTOR VIRGÓS"

A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES

LA MODELO DANESA SISSEL MADSEN ES SECUESTRADA Y DESAPARECE JUNTO A UN HOMBRE DE ENIGMÁTICA CATADURA POR ENCARGO DE UN NEFARIO EMIR.

UN TESTIGO FORTUITO RECOGERÁ UN PERIÓDICO QUE LA MODELO ARROJA AL SUELO, CON UNA ÚNICA PISTA DE SU PARADERO ESCRITA EN TINTA ROJA DE CARMÍN: "ISLA DIAMANTE".

EL HOTEL DE LAS ALMAS PERDIDAS



EL HOTEL DE LAS ALMAS PERDIDAS

A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES

CASSANDRA KOWALSKA, LA NUEVA VOCALISTA DE LA BANDA TUROLENSE SIRENAS IN LOVE, ACUDE AL HOTEL DE LAS ALMAS PERDIDAS PARA OFRECER UN CONCIERTO EN DIRECTO.

ALLÍ SE TOPARÁ CON LA PELIGROSA BANDA DE FORAJIDOS DE BARRABÁS, QUE ACABA DE ESCAPAR DEL PENAL.


EL HOTEL DE LAS ALMAS PERDIDAS

EL HOTEL DE LAS ALMAS PERDIDAS

"SOL TENEBROSO"

"SOL TENEBROSO"

"SOL TENEBROSO"

"SOL TENEBROSO" (A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES)

ARTURO SUCHIL RECIBE UNA CARTA DE SU ESPOSA PAOLA DESPUÉS DE 20 AÑOS, PERO PAOLA FUE ENTERRADA EN UNA CRIPTA DE LA ISLA DE TABARCA CUANDO MURIÓ AHOGADA AL SALIRSE SU COCHE DE LA CARRETERA Y SUMERGIRSE EN EL MAR.

ARTURO DEBE DESCUBRIR QUÉ SUBYACE TRAS LA REPENTINA "RESURRECCIÓN" DE PAOLA, QUIEN LE CITA EN EL DEPRIMENTE Y AISLADO PUEBLO TUROLENSE DE OJOS NEGROS.

"EL LABERINTO DEL SOL Y LA LUNA"

"EL LABERINTO DEL SOL Y LA LUNA"

"EL LABERINTO DEL SOL Y LA LUNA"

"EL LABERINTO DEL SOL Y LA LUNA" (A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES)

CASSANDRA KOWALSKA ES CITADA EN LA GESTORIA DE AMANCIO GUEVARA, EN PUEBLA DE SANABRIA, PARA LA LECTURA DE LAS ÚLTIMAS VOLUNTADES DE SU ABUELO, QUIEN LE DEJA TODA SU FORTUNA.

VLADIMIR KOWALSKA GUARDABA MUCHOS SECRETOS Y SU ACÉRRIMO ENEMIGO, AMANDO SALCEDO, NO PUEDE PERMITIR QUE SALGAN A LA LUZ. ENVIARÁ A SUS SICARIOS TRAS LAS HUELLAS DE CASSANDRA PARA RECUPERAR ALGO QUE SU PADRE LE ROBÓ ANTES DE SIMULAR SU PROPIA MUERTE Y LA DE SU MUJER.

LA MANSIÓN DE LOS AMORES MALHADADOS

LA MANSIÓN DE LOS AMORES MALHADADOS
LA MANSIÓN DE LOS AMORES MALHADADOS. A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES

LA MANSIÓN DE LOS AMORES MALHADADOS (A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES)

LA MANSIÓN DE LOS AMORES MALHADADOS. A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES


ARINSAL FUE BRUTALMENTE APALEADA Y VIOLADA POR UNOS HOMBRES 5 AÑOS ATRÁS EN UN SUBURBIO DE JORDANIA. LA DIERON POR MUERTA, PERO SOBREVIVIÓ, Y AHORA HA REGRESADO PARA COMENZAR UNA CRUZADA PERSONAL VINDICATIVA CONTRA TODOS ELLOS. NADIE ESTÁ A SALVO, NI SIQUIERA CARMELO DE LA PRIDA, UN HOMBRE ABYECTO Y PODEROSO QUE SE REFUGIA DEL MUNDO EN EL INEXPUGNABLE CASTILLO DE ARCALÍS.

AL OTRO LADO DE LA OSCURIDAD (EN PROCESO DE GESTACIÓN)

AL OTRO LADO DE LA OSCURIDAD (EN PROCESO DE GESTACIÓN)

AL OTRO LADO DE LA OSCURIDAD

"AL OTRO LADO DE LA OSCURIDAD"

(EN PROCESO DE GESTACIÓN)

CUANDO ÁLEX MERCURY OBSERVA EL EXTERIOR A TRAVÉS DE LA VENTANILLA DEL TREN, VISLUMBRA ATÓNITO EL ESPERPÉNTICO, SINIESTRO Y DESOLADOR PAISAJE DE "JYS; LA ESTACIÓN DEL TIEMPO".

TRACI NO ESTÁ A SU LADO; HA DESAPARECIDO, AL IGUAL QUE EL RESTO. EL TREN ESTÁ VACÍO. NO HAY NADIE, SÓLO SILENCIO Y UNA LUZ CENICIENTA QUE LO ENVUELVE TODO EN UN SUDARIO GRIS OSCURO.

ALGO INEXPLICABLE SUCEDIÓ CUANDO LOS HACES DE LUZ ENGULLERON AL TREN, CUANDO CRUZÓ AL OTRO LADO DE LA OSCURIDAD.

"AL OTRO LADO DE LA OSCURIDAD"

"AL OTRO LADO DE LA OSCURIDAD"

EL CLUB DE LOS MUERTOS VIVIENTES

"EL CLUB DE LOS MUERTOS VIVIENTES" (EN PROCESO DE GESTACIÓN)


HAN PASADO VARIOS SIGLOS DESDE QUE CINCO PRISIONEROS DE UNA CÁRCEL DE MÁXIMA SEGURIDAD FUERAN MANTENIDOS EN UN ESTADO DE COMA INDUCIDO. AHORA HAN DESPERTADO, PERO EL MUNDO QUE RECORDABAN HA DESAPARECIDO....

VÍCTOR VIRGÓS

"EL SANTUARIO DE LAS ROSAS NEGRAS" EN PROCESO DE GESTACIÓN

"EL SANTUARIO DE LAS ROSAS NEGRAS" EN PROCESO DE GESTACIÓN

"EL SANTUARIO DE LAS ROSAS NEGRAS" EN PROCESO DE GESTACIÓN

EL SANTUARIO DE LAS ROSAS NEGRAS (EN PROCESO DE GESTACIÓN)

EL PUEBLO BURGALENSE DE CORTIGUERA PARECÍA ABANDONADO, DEVORADO POR LA VEGETACIÓN SALVAJE, TAN HERMOSO Y ESPECTRAL A LA VEZ, CON AQUELLAS MANSIONES BLASONADAS DONDE YA NO VIVÍA NADIE. LAS BARRERAS A LA ENTRADA DEL PUEBLO, CON AQUELLA PROHIBICIÓN EXPLÍCITA DE ACCESO A LOS NIÑOS, RESULTABAN INQUIETANTES; TANTO COMO EL ALBINO DE OJOS AZULES, TANTO COMO EL EXIGUO REDUCTO DE HURAÑOS LUGAREÑOS QUE PROTEGÍAN CON DESPROPORCIONADO CELO EL BOSCOSO SENDERO QUE CONDUCÍA AL SANTUARIO DE LAS ROSAS NEGRAS.

SELENE MOON

SELENE MOON

"SELENE MOON"

"SELENE MOON" (EN PROCESO DE GESTACIÓN)


CUANDO EL DETECTIVE ORLANDO TÜNNERMANN ACUDE AL TEATRO "LA CUARTA PARED" PARA ASISTIR A LOS ENSAYOS DE LA OBRA "LA NOVIA DE LA MUERTE", LE ANUNCIAN QUE LA BAILARINA PRINCIPAL, SELENE MOON, HA DEJADO LA COMPAÑÍA TEATRAL PRECIPITADAMENTE, SIN PREVIO AVISO, ENVUELTA EN UN HALO DE MISTERIO Y URGENCIA.

EN SU CAMERINO, ORLANDO ENCUENTRA UNA PEQUEÑA CUARTILLA CON UN SUCINTO MENSAJE ESCRITO: "NO DEJES DE BUSCARME, DETECTIVE"

jueves, 27 de diciembre de 2012



EL EDÉN DE MINERVA -VÍCTOR VIRGÓS-



Habían pasado  más de siete años desde la última vez que Cecilio Valbuena visitara Paraíso Alto. Sus sentimientos hacia aquella villa turolense estaban entreverados con la vergüenza y la nostalgia.

Los yermos parajes se habían tornado ubérrimos prados asilvestrados, allá donde la tierra fuera limosa y parda.

Observó el aspecto asalvajado de los valles y colinas que lindaban con la hacienda de Minerva. Incluso más allá, donde la vista se fundía con la lontananza, se percibían los contornos hebrosos de extensos maizales que nadie trabajaba.

Crecían montaraces, sin más amo que el Sol y el viento…

Un verdor con ínfulas de amarillo chillón coloreaba el horizonte sobre hectáreas de bucólica presencia. La hacienda de Minerva debía estar cerca… acaso abrazada a los pastos. Espadañas y aneas inventaban un mosaico natural de filamentos espigados arracimados.

Los campos áridos de Paraíso Alto se habían transformado en una jungla de titulación pastoril. Cecilio se abrió paso entre la maleza, de crecimiento autónomo, evocando antiguos escarceos con la lozana Minerva: su primer y único amor, a quien dejara plantada en el altar en un inopinado arranque de pánico y dudas existenciales…

La recordaba rubicunda y feliz, con su larga cabellera bruna, rostro ovalado y anatomía rebosante. Siempre se configuraba en su faz una curvada sonrisa pícara e insinuante; los prolegómenos de la tentación.

Minerva siempre estaba encendida para él, como un faro en la noche. Jamás miró a otro hombre con el deseo como consigna. Por ello, no daba crédito a la perorata desmandada de Eugenia, la castañera. Le había contado que, tras su ausencia, rubricada por el desplante oprobioso, se había vuelto extremadamente procaz y promiscua. Alternaba tanto con hombres como mujeres de cualquier condición, estado civil o edad.

Eladio, el herrero, corroboraba la historia de libido desenfrenada y añadía un ingrediente malsano: Minerva había perdido la chaveta y ahora se dedicaba al arte contemporáneo, recluida en una chabola en medio del campo, hablando sola y riendo sin motivo…

Lo mismo dibujaba zapatillas que crecían en árboles de semblante lagomorfo que esculpía corceles ataviados con traje de etiqueta y chaqué.
En la tahona de Hermenegildo, Daniela y Benita, las chismosas regionales, contaban que se habían enterado de que trabajaba de sol a sol en su próxima exposición estrafalaria: ARTE DOMÉSTICO.

Cecilio comenzó a casar piezas descabaladas y proyectó una imagen de la voluptuosa Minerva, tejiendo calcetines con fauces lobunas y cuberterías flotantes que hablaban con refinadas vajillas, platos, cubiertos, ollas y sartenes.

Su casa, triangular, un chamizo, de madera blanca, engullida por ronchas de cochambre oscura, emergió por fin tras la tupida vegetación, acomodada entre dos olmos que competían por atrapar la luz.

Reparó en un rudimentario poste blanco frente a la vivienda, donde podía leerse: EL EDÉN DE MINERVA. VISITA MI EXPOSICIÓN DE ARTE DOMÉSTICO.

La casa, así como el entorno, tenía por compañero al abandono que conferenciaba con los muertos.

En cierto modo se sentía responsable. Si él no hubiese salido despavorido por temor al compromiso siete años atrás… Ahora serían felices. Vivirían en una inmensa casona solariega, rodeados de niños y campos de azucenas. Había regresado a Paraíso Alto con la firme intención de redimir su culpa y pedirle a Minerva la exoneración.

Le compensaría por todo el daño que le había provocado. Vivía holgadamente en un apartamento junto a Central Park.

No se proyectaba el menor fulgor desde el interior. Minerva no se encontraba allí en ese momento. Esperaría. Repasó mentalmente qué palabras utilizaría para blandir su huera defensa. No encontró ninguna. Su acción había resultado desleal y pérfida.

Estaba nervioso; había pasado tanto tiempo… ¿Qué le diría cuando le viera ante su casa, siete años después, retomando el inciso de su afrentosa fuga?

¿Movimiento imaginario y fugaz? Una cortina mecida…  el paso de un fantasma oscuro tras la ventana…

Cecilio creyó vislumbrar una silueta agazapada tras la ventana cubierta de mugre. Se acercó a la puerta y llamó con los nudillos. No hubo respuesta, la puerta estaba abierta, entornada…

Entró, sigiloso, torpe, como un ratero inexperto que tropezara con todos los muebles y encendiera las luces de la casa al apoyarse contra una pared.

La casa estaba completamente vacía. Un salón desangelado, sin mayor abrigo que el polvo hacinado en los rodapiés y unos trapos colgando de un riel.

Al fondo, tres puertas triangulares negras con rombos blancos y rojos. Optó por la del medio, que resonó con un gemido bovino cuando accionó la manivela de plata deslucida.

Más allá, otra puerta, cruzando una estancia desierta. Era de plástico, a tiras perfectamente regulares, como las que uno podía encontrar en los mataderos. El hedor, al otro lado de la franja translúcida, era insoportable. Se abrió paso entre cartones agujereados, bolsas, botellas de vidrio enmohecidas, probetas y otros trebejos baladíes.

Cecilio se vio rodeado de toscos moscardones, enormes, revoloteando atontados…

El olor a sangre coagulada lo invadía todo… sangre coagulada, o todavía babeante, descendía en grotescos arroyos de manos, cabezas, torsos, pechos, piernas y pies que pendían del techo como arañas de un palacio.

En las paredes, unos rótulos bermejos anunciaban: MINERVA GRAUSS. EXPOSICIÓN DE ARTE DOMÉSTICO.

¿Arte doméstico? Lo llamaba arte doméstico… Minerva, el gran amor de su vida, que con los años se había vuelto loca, había conciliado en su hogar dos conceptos grotescos y antagonistas: la muerte en su estado más truculento y atroz y el arte, transformado en masacre carnicera.

Salió de allí reprimiendo las lágrimas y las arcadas. A duras penas llegó de nuevo al salón, tambaleándose como un gaznápiro borracho.

Se abrió la puerta de la casa. Un nuevo visitante…

Minerva, ya estaba de vuelta, o tal vez nunca se fuera. Tal vez le esperaba, escuchando detrás de alguna de las dos puertas triangulares que había desestimado para pronunciarse por la del medio, la que él había traspasado momentos antes…

Se encontraron en el desamparado salón, como dos almas huérfanas en medio de un abismo insondable. Durante unos segundos, Cecilio observó a su amada sin reconocerla en absoluto, tratando de hallar en su mirada alucinada un mínimo atisbo de aquel fulgor apasionado que le enamoró…

Minerva había desaparecido… aunque seguía siendo hermosa, su belleza lo era tanto como podía serlo la de una bestia en su hábitat natural…

Sus ojos oscuros parecían viciados por la perpetua enajenación; oteaban embelesados el origen del universo y la formación de las galaxias…

Cuando sus miradas confluyeron no hubo reconocimiento ni amor. No hubo instante mágico de reencuentro y reconciliación. Sobraban las palabras, eran ya vacuas las explicaciones de su marcha precipitada y ruin. El inciso de años de separación no venía solapado a suaves melodías de emoción.

Minerva, la dulce Minerva, plantada ante el altar, observó a su presa  enjaulada. En su mano derecha portaba un machete de matarife ensangrentado. En la izquierda, la cabeza decapitada de una mujer.

Toda la magia que pudiera haberse concitado en aquel momento se desprendió de posibilidad, para tornarse pesadilla funesta y último hálito de vida.

-Pero… ¡Dios mío, Minerva! ¿Qué te ha sucedido? ¿Qué es lo que has hecho?

Ella sonrió, contemplando el cosmos delineado en el techo, y la formación de las galaxias, atravesando la escayola en estallidos de colores. Avanzaba desafiante, dejando un reguero de sangre que salpicaba desde la punta del machete tiznado de carmesí.

Cuando habló, cuando sus labios se separaron para proferir unas palabras, fue una sentencia lo que escuchara Cecilio por última vez en toda su vida:

-Primero acabaré con ella, después, empezaré contigo. ¡Qué afortunado eres! Formarás parte de mi nueva muestra de arte doméstico, ¿no es maravilloso?

-EL EDÉN DE MINERVA- VÍCTOR VIRGÓS-




  

2 comentarios:

  1. ¡Hola! bienvenido a mi reino de narrativa, un placer contar con tu visita, y una agradabilísima sorpresa, si llega esta desde la maravillosa Suecia. Gracias por la visita. Aprovecho para desearte feliz año nuevo. Saludos desde Madrid

    ResponderEliminar