bladerunner05@hotmail.com

BIBLIOGRAFÍA DE VÍCTOR VIRGÓS

BIBLIOGRAFÍA DE VÍCTOR VIRGÓS (ORLANDO TÜNNERMANN)

"LA CASA DE LAS 1000 PUERTAS" -A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES-

"LA PUERTA DE LOS SUEÑOS" -A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES

"EL HOTEL DE LAS ALMAS PERDIDAS". A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES

"ISLA DIAMANTE" -A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES

"SOL TENEBROSO" -A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES -.

"EL LABERINTO DEL SOL Y LA LUNA" -A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES

"LA MANSIÓN DE LOS AMORES MALHADADOS" -A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES

"AL OTRO LADO DE LA OSCURIDAD" (EN PROCESO DE GESTACIÓN)

"EL SANTUARIO DE LAS ROSAS NEGRAS" (EN PROCESO DE GESTACIÓN)

"SELENE MOON" (EN PROCESO DE GESTACIÓN)


VÍCTOR VIRGÓS

VÍCTOR VIRGÓS
VÍCTOR VIRGÓS (ORLANDO TÜNNERMANN)

AL OTRO LADO DE LA OSCURIDAD

AL OTRO LADO DE LA OSCURIDAD
AL OTRO LADO DE LA OSCURIDAD

"LA PUERTA DE LOS SUEÑOS" VÍCTOR VIRGÓS

"LA PUERTA DE LOS SUEÑOS" VÍCTOR VIRGÓS

"LA PUERTA DE LOS SUEÑOS"

"LA PUERTA DE LOS SUEÑOS" (A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES)

"LA PUERTA DE LOS SUEÑOS". VÍCTOR VIRGÓS.

BÁRBARA Y MIRANDA SON TESTIGOS DE UNA REUNIÓN CLANDESTINA DE UNA PELIGROSA BANDA DE FACINEROSOS.

SU INTROMISIÓN ACABARÁ POR ARRASTRARLAS HASTA UN DESCONOCIDO, INHÓSPITO Y DESHABITADO PUEBLO TUROLENSE, DONDE MANFRED BÖHER LLEVA A CABO UN DEMENCIAL PROGRAMA TERAPÉUTICO QUE EL LUNÁTICO MESÍAS HA DADO EN LLAMAR "LA PUERTA DE LOS SUEÑOS". SUS VIDAS CORREN PELIGRO EN MANOS DEL ESPURIO SANADOR Y SU CUADRILLA DE ENAJENADOS PROSÉLITOS.

.

"ISLA DIAMANTE" A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES

"ISLA DIAMANTE" A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES

"ISLA DIAMANTE" PRÓXIMAMENTE EN WWW.AMAZON.ES

ISLA DIAMANTE "VÍCTOR VIRGÓS"

A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES

LA MODELO DANESA SISSEL MADSEN ES SECUESTRADA Y DESAPARECE JUNTO A UN HOMBRE DE ENIGMÁTICA CATADURA POR ENCARGO DE UN NEFARIO EMIR.

UN TESTIGO FORTUITO RECOGERÁ UN PERIÓDICO QUE LA MODELO ARROJA AL SUELO, CON UNA ÚNICA PISTA DE SU PARADERO ESCRITA EN TINTA ROJA DE CARMÍN: "ISLA DIAMANTE".

EL HOTEL DE LAS ALMAS PERDIDAS



EL HOTEL DE LAS ALMAS PERDIDAS

A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES

CASSANDRA KOWALSKA, LA NUEVA VOCALISTA DE LA BANDA TUROLENSE SIRENAS IN LOVE, ACUDE AL HOTEL DE LAS ALMAS PERDIDAS PARA OFRECER UN CONCIERTO EN DIRECTO.

ALLÍ SE TOPARÁ CON LA PELIGROSA BANDA DE FORAJIDOS DE BARRABÁS, QUE ACABA DE ESCAPAR DEL PENAL.


EL HOTEL DE LAS ALMAS PERDIDAS

EL HOTEL DE LAS ALMAS PERDIDAS

"SOL TENEBROSO"

"SOL TENEBROSO"

"SOL TENEBROSO"

"SOL TENEBROSO" (A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES)

ARTURO SUCHIL RECIBE UNA CARTA DE SU ESPOSA PAOLA DESPUÉS DE 20 AÑOS, PERO PAOLA FUE ENTERRADA EN UNA CRIPTA DE LA ISLA DE TABARCA CUANDO MURIÓ AHOGADA AL SALIRSE SU COCHE DE LA CARRETERA Y SUMERGIRSE EN EL MAR.

ARTURO DEBE DESCUBRIR QUÉ SUBYACE TRAS LA REPENTINA "RESURRECCIÓN" DE PAOLA, QUIEN LE CITA EN EL DEPRIMENTE Y AISLADO PUEBLO TUROLENSE DE OJOS NEGROS.

"EL LABERINTO DEL SOL Y LA LUNA"

"EL LABERINTO DEL SOL Y LA LUNA"

"EL LABERINTO DEL SOL Y LA LUNA"

"EL LABERINTO DEL SOL Y LA LUNA" (A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES)

CASSANDRA KOWALSKA ES CITADA EN LA GESTORIA DE AMANCIO GUEVARA, EN PUEBLA DE SANABRIA, PARA LA LECTURA DE LAS ÚLTIMAS VOLUNTADES DE SU ABUELO, QUIEN LE DEJA TODA SU FORTUNA.

VLADIMIR KOWALSKA GUARDABA MUCHOS SECRETOS Y SU ACÉRRIMO ENEMIGO, AMANDO SALCEDO, NO PUEDE PERMITIR QUE SALGAN A LA LUZ. ENVIARÁ A SUS SICARIOS TRAS LAS HUELLAS DE CASSANDRA PARA RECUPERAR ALGO QUE SU PADRE LE ROBÓ ANTES DE SIMULAR SU PROPIA MUERTE Y LA DE SU MUJER.

LA MANSIÓN DE LOS AMORES MALHADADOS

LA MANSIÓN DE LOS AMORES MALHADADOS
LA MANSIÓN DE LOS AMORES MALHADADOS. A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES

LA MANSIÓN DE LOS AMORES MALHADADOS (A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES)

LA MANSIÓN DE LOS AMORES MALHADADOS. A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES


ARINSAL FUE BRUTALMENTE APALEADA Y VIOLADA POR UNOS HOMBRES 5 AÑOS ATRÁS EN UN SUBURBIO DE JORDANIA. LA DIERON POR MUERTA, PERO SOBREVIVIÓ, Y AHORA HA REGRESADO PARA COMENZAR UNA CRUZADA PERSONAL VINDICATIVA CONTRA TODOS ELLOS. NADIE ESTÁ A SALVO, NI SIQUIERA CARMELO DE LA PRIDA, UN HOMBRE ABYECTO Y PODEROSO QUE SE REFUGIA DEL MUNDO EN EL INEXPUGNABLE CASTILLO DE ARCALÍS.

AL OTRO LADO DE LA OSCURIDAD (EN PROCESO DE GESTACIÓN)

AL OTRO LADO DE LA OSCURIDAD (EN PROCESO DE GESTACIÓN)

AL OTRO LADO DE LA OSCURIDAD

"AL OTRO LADO DE LA OSCURIDAD"

(EN PROCESO DE GESTACIÓN)

CUANDO ÁLEX MERCURY OBSERVA EL EXTERIOR A TRAVÉS DE LA VENTANILLA DEL TREN, VISLUMBRA ATÓNITO EL ESPERPÉNTICO, SINIESTRO Y DESOLADOR PAISAJE DE "JYS; LA ESTACIÓN DEL TIEMPO".

TRACI NO ESTÁ A SU LADO; HA DESAPARECIDO, AL IGUAL QUE EL RESTO. EL TREN ESTÁ VACÍO. NO HAY NADIE, SÓLO SILENCIO Y UNA LUZ CENICIENTA QUE LO ENVUELVE TODO EN UN SUDARIO GRIS OSCURO.

ALGO INEXPLICABLE SUCEDIÓ CUANDO LOS HACES DE LUZ ENGULLERON AL TREN, CUANDO CRUZÓ AL OTRO LADO DE LA OSCURIDAD.

"AL OTRO LADO DE LA OSCURIDAD"

"AL OTRO LADO DE LA OSCURIDAD"

EL CLUB DE LOS MUERTOS VIVIENTES

"EL CLUB DE LOS MUERTOS VIVIENTES" (EN PROCESO DE GESTACIÓN)


HAN PASADO VARIOS SIGLOS DESDE QUE CINCO PRISIONEROS DE UNA CÁRCEL DE MÁXIMA SEGURIDAD FUERAN MANTENIDOS EN UN ESTADO DE COMA INDUCIDO. AHORA HAN DESPERTADO, PERO EL MUNDO QUE RECORDABAN HA DESAPARECIDO....

VÍCTOR VIRGÓS

"EL SANTUARIO DE LAS ROSAS NEGRAS" EN PROCESO DE GESTACIÓN

"EL SANTUARIO DE LAS ROSAS NEGRAS" EN PROCESO DE GESTACIÓN

"EL SANTUARIO DE LAS ROSAS NEGRAS" EN PROCESO DE GESTACIÓN

EL SANTUARIO DE LAS ROSAS NEGRAS (EN PROCESO DE GESTACIÓN)

EL PUEBLO BURGALENSE DE CORTIGUERA PARECÍA ABANDONADO, DEVORADO POR LA VEGETACIÓN SALVAJE, TAN HERMOSO Y ESPECTRAL A LA VEZ, CON AQUELLAS MANSIONES BLASONADAS DONDE YA NO VIVÍA NADIE. LAS BARRERAS A LA ENTRADA DEL PUEBLO, CON AQUELLA PROHIBICIÓN EXPLÍCITA DE ACCESO A LOS NIÑOS, RESULTABAN INQUIETANTES; TANTO COMO EL ALBINO DE OJOS AZULES, TANTO COMO EL EXIGUO REDUCTO DE HURAÑOS LUGAREÑOS QUE PROTEGÍAN CON DESPROPORCIONADO CELO EL BOSCOSO SENDERO QUE CONDUCÍA AL SANTUARIO DE LAS ROSAS NEGRAS.

SELENE MOON

SELENE MOON

"SELENE MOON"

"SELENE MOON" (EN PROCESO DE GESTACIÓN)


CUANDO EL DETECTIVE ORLANDO TÜNNERMANN ACUDE AL TEATRO "LA CUARTA PARED" PARA ASISTIR A LOS ENSAYOS DE LA OBRA "LA NOVIA DE LA MUERTE", LE ANUNCIAN QUE LA BAILARINA PRINCIPAL, SELENE MOON, HA DEJADO LA COMPAÑÍA TEATRAL PRECIPITADAMENTE, SIN PREVIO AVISO, ENVUELTA EN UN HALO DE MISTERIO Y URGENCIA.

EN SU CAMERINO, ORLANDO ENCUENTRA UNA PEQUEÑA CUARTILLA CON UN SUCINTO MENSAJE ESCRITO: "NO DEJES DE BUSCARME, DETECTIVE"

viernes, 5 de julio de 2013

EL VISITANTE NOCTURNO

EL VISITANTE NOCTURNO


Se despertó en mitad de la noche, aullando de terror, convulsa y trastornada, irritados sus pulmones de tanto berrear.

Malena corrió hasta el pequeño dormitorio rosa de su hija Andrea, ornamentado con peluches de ositos, leones, cebras, caballos y delfines, y prendió la luz.

En el suelo se desplegaba un pelotón aturullado de juguetes huérfanos que buscaran cobijo.

La niña estaba sentada sobre la cama, con su pijama blanco de muñecos de nieve arremangado. Sus ojos “melíferos” estaban abiertos como platos, espiando el hueco de la ventana izada.

La noche silente quedaba fuera como testigo mudo de su aflicción. Con su manita derecha, blanca, pequeña, señalaba un dedo trémulo una presencia invisible más allá del carcomido marco de madera de la ventana que daba a las antiguas vías de la abandonada estación de tren de Playa de la Beciella.

Malena se asomó nuevamente, como había hecho durante tantas noches a lo largo de los últimos dos meses.

El vacío apocalíptico del silencio quedó roto por la cacofonía desacompasada de una orquesta de grillos “ebrios”.

-No hay nada ahí afuera, cariño. Mamá ya está aquí. Vuelve a dormir, mi pequeño angelito de ojos de miel y naricita respingona de azúcar y golosina.

Le besó en la punta de la nariz y la mordisqueó con cariño, como si se la fuera a comer. Eso siempre le hacía reír, que su madre comparara su nariz con las chucherías y pretendiera comérsela.

Ahora vendrían las cosquillas. Andrea se preparó, con las manos en alto como las garras de un halcón, en posición de defensa.

Malena jugueteó en el aire con sus manos de escultora ocasional, haciendo ruiditos de helicópteros y aviones. Después llegaban las aves de rapiña, que en cualquier momento se cernerían en picado sobre su barriguita blanda y suave.

Un ataque inopinado de cosquillas arremetió contra el abdomen, cuello y las plantas de los pies desprevenidos. Andrea se contorsionó en posturas imposibles, loca de alegría y de risa contagiosa.

-¡Para mami, para! ¡Que no me aguanto las cosquillas! –Chilló dichosa Andrea-

Se habían disipado ya las sombras de pavor. Malena volvió a arroparla; besó a su pequeña en la frente y le retiró el cabello fino, largo y rubio de su preciosa carita sonrosada y alargada.

-Ahora a dormir, angelito mío o tendré que enviar refuerzos para que te hagan… ¡cosquillas, cosquillas, cosquillas!

La pilló desprevenida, había improvisado. Las manos de Malena, de nuevo en revoltosa acción, volvieron a producir una escandalera jubilosa en Andrea, que trataba en vano de refrenar los ataques de cosquillas por todo el cuerpo.

-Bueno, ahora amor mío, a dormir y soñar con cosas bonitas, que mañana tengo que ir a trabajar al hospital, y no querrás que aparezca por allí como un zombi…

Comenzó a caminar por la habitación como una momia milenaria del antiguo Egipto alumbrada por un halo mágico de resurrección espontánea.

Andrea volvió a reír, desencajada, encantada con la insuperable vertiente cómica de su madre.

-¡A dormir! ¿Te vas a portar bien? ¿No más gritos ni personajes imaginarios que entran por la ventana?

-Sí mamá –repuso Andrea sin convicción, apocada-

-¿Lo prometes?

-Lo prometo –aseveró circunspecta-

Unos días después, Malena se acercó hasta el concejo de Caravia y compró un ingenioso sistema de vigilancia, con cámara grabadora incorporada en el exiguo espacio interior de un búho de loza hueco por dentro.

La figurita, blanca, ribeteada de dorados, quedaría frente a la ventana como un ojo centinela que registrara los eventos del ocaso.

Eran ya demasiadas noches de vigilia y “noctambulismo” a causa de los terrores infundados de Andrea, quien porfiaba noche tras noche en el relato sobrenatural de la asistencia de un visitante trasnochador que se colaba en el dormitorio.

Le describía con pormenorizada imaginación: su rostro siempre estaba sonriente, ojos muy rasgados y oscuros, pelo largo y grueso, feo y con una nariz ancha y gruesa como la de los gorilas.

Siempre hacía lo mismo: se la quedaba mirando sentado en un pequeño taburete verde con la imagen de una tortuga dormilona que fumaba puros y vestía traje de etiqueta.

La pequeña casa amarilla y negra donde vivían quedaba en la margen opuesta del río de los Romeros, junto a las ruginosas vías del tren. La había construido su padre con sus propias manos en los años 70.

Malena adoraba la privacidad de aquel refugio. Le inspiraba para esculpir bustos de gladiadores y próceres romanos, esclavas y ninfas griegas o faraones egipcios que había conocido en tablillas y grabados del museo del Louvre en Paris.

No le concedía la menor importancia ni credibilidad a las fabulaciones pueriles de Andrea. Eran mínimos los transeúntes, generalmente pastores, senderistas o viajeros extraviados, que llegaban hasta aquel páramo idílico y prácticamente ignoto.

La imaginación desbordante de su hija, en ausencia de su padre o de un hermanito con quien jugar, había fabricado en su cabecita remolona un amigo imaginario que le hacía compañía y velaba sus sueños cada noche.

Pasaron más de dos semanas de grabaciones inocuas que sólo recogían el canto estrepitoso y “disconforme” de los grillos “amotinados”. Andrea parecía complacida y tranquila al saber que el búho espía descubriría al misterioso visitante si se le ocurría regresar.

Sin embargo, sonidos remotos, gañidos de animales, gemidos guturales imitados por el viento, eran todo cuanto conformaba la enjundia y el engrudo elemental de los registros acaparados por el búho de loza.

En cuanto al espectro visual, lo más destacable era el rutilante fulgor de las estrellas y las luciérnagas que se cruzaban en el plano como ígneos cometas.

Andrea parecía feliz y relajada. Volvía a jugar con sus muñecas favoritas: Wendelyne, la hermosa esclava de larga cabellera plateada y rostro azabache que vivía en el reino de Yvernia, y Dägmar, la temible princesa del palacio de hielo que retenía en sus mazmorras a la infausta Yesenia.

En esos benévolos ratos de feliz sola, no echaba tanto de menos a Jasón. Un incendio pavoroso en una sala de fiestas de Vancouver se lo había arrebatado en Canadá hacía más de dos años. Andrea tenía sus mismos ojos, licuosos y dorados, la cabellera dorada y las cejas artísticas, elegantes, como dos hermosos arcos románicos equidistantes.

Las pestañas, largas y rizadas, también eran propiedad de su esposo. De ella había heredado la barbilla apuntada y la dulzura de su voz cargada de donaire y desparpajo.

Una noche regresaron los gritos y los sobresaltos. Malena acudió al encuentro de su hija, somnolienta y malhumorada. Andrea estaba sola, pero su dedo índice apuntaba hacia la oquedad de la ventana.

-Cariño… ¿Qué sucede? Creí que ya habíamos superado esto. No hay nadie, has tenido una pesadilla, igual que siempre…

-¡No mami, que no! ¡Estaba ahí el monstruo feo que me mira y se sienta en la silla! ¡No me lo estoy inventando! –Cruzó los brazos sobre el pecho, pataleando histérica, con el ceño fruncido y la mirada torva-.

-Está bien, Andrea. ¡Basta ya! Estoy muy enfadada contigo. Hemos visto juntas las grabaciones del búho que compró mamá y no había nadie en la habitación. No hay nadie, estamos solas tú y yo angelito mío. Son pesadillas.

-¡Que no, mamá, que esta vez sí que estaba! –prosiguió Andrea inconsolable, llorando y berreando-.

-¡Muy bien! ¡Ya me tienes más que harta! ¡Te vas a quedar todo el mes castigada, sin salir a jugar y sin tus muñecas!

-¡Que no mami! ¡Estaba ahí! pero ha salido por la ventana, el monstruo feo que se me queda mirando –se estaba poniendo morada de tanto llorar-.

-¡Será posible la niña! ¡Andrea! ¡Basta ya de decir tonterías! ¡Se acabó! ¿Me has oído?

La sacó de la cama casi a rastras y se la llevó al salón, con el búho grabador en la mano libre.

Andrea berreaba y pataleaba alteradísima, mientras su madre accionaba el aparato grabador y mostraba en el televisor una habitación a oscuras con el sempiterno canto atronador de los grillos.

-¿Lo ves? ¡No hay nadie, Andrea! ¡Ya me tienes más que harta con tanta tontería!

La niña quedó en silencio unos segundos, confundida, enjugándose los lagrimones con sus manitas blancas.

Malena, que se había sentado frente al televisor, se levantó furibunda y cogió a su hija como si fuera uno de sus juguetes abandonados.

Entonces, la imagen anodina e inocua permutó. Andrea comenzó a llorar y gritar.

¿Otra vez? ¡Ya está bien, Andrea, cállate ya! ¡A dormir y a callar, ya está bien!

Su dedito índice indicaba hacia el televisor. Malena se giró, resoplando y maldiciendo entre dientes. Iba a detener la grabación cuando se le congeló el corazón en el pecho. Un hombre enmascarado, disfrazado, acababa de entrar por la ventana del dormitorio de Andrea y se estaba sentando en el taburete con el dibujo de la tortuga fumadora…

Malena ahogó un grito de horror y con su hija en brazos corrió hacia la cocina, donde había dejado su teléfono móvil.


Marcó el número de la policía, aterrada, y como una loca inspeccionó cada centímetro cuadrado de la casa… un visitante nocturno se había estado colando en el dormitorio de su hija cada noche desde hacía más de dos meses.

VÍCTOR VIRGÓS, AUTOR DE "LA CASA DE LAS 1000 PUERTAS" WWW.AMAZON.ES (EBOOK)

6 comentarios:

  1. Un halo de misterio y ternura. Me ha gustado mucho.

    Un beso Victor.

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola Victor! Me ha encantado tu historia es muy dulce. Sabes conjugar la ternura y la intriga. Y al tomarle cariño a los personajes el lector sufre más. Me alegro que tuviera un final feliz. Escribes genial. Un abrazo y buenas noches :-)

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola Eva! me alegro que te haya gustado, un placer tu visita. Un saludo

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola Edelweiss! Sí, es una historia llena de ternura. Andrea es un amor. Gracias por tus palabras. Feliz fin de semana amiga

    ResponderEliminar
  5. Que bien has recreado el ambiente y la intriga. Como siempre tus relatos nos dejan enganchados.

    un abrazo
    paco

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola Fus! gracias, me alegro disfrutes con mis relatos. Ese es el mejor premio para el escritor. Un abrazo!!!!!!!!

    ResponderEliminar