bladerunner05@hotmail.com

BIBLIOGRAFÍA DE VÍCTOR VIRGÓS

BIBLIOGRAFÍA DE VÍCTOR VIRGÓS (ORLANDO TÜNNERMANN)

"LA CASA DE LAS 1000 PUERTAS" -A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES-

"LA PUERTA DE LOS SUEÑOS" -A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES

"EL HOTEL DE LAS ALMAS PERDIDAS". A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES

"ISLA DIAMANTE" -A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES

"SOL TENEBROSO" -A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES -.

"EL LABERINTO DEL SOL Y LA LUNA" -A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES

"LA MANSIÓN DE LOS AMORES MALHADADOS" -A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES

"AL OTRO LADO DE LA OSCURIDAD" (EN PROCESO DE GESTACIÓN)

"EL SANTUARIO DE LAS ROSAS NEGRAS" (EN PROCESO DE GESTACIÓN)

"SELENE MOON" (EN PROCESO DE GESTACIÓN)
"EL CLUB DE LOS MUERTOS VIVIENTES" (EN PROCESO DE GESTACIÓN"

VÍCTOR VIRGÓS

VÍCTOR VIRGÓS
VÍCTOR VIRGÓS (ORLANDO TÜNNERMANN)

AL OTRO LADO DE LA OSCURIDAD

AL OTRO LADO DE LA OSCURIDAD
AL OTRO LADO DE LA OSCURIDAD

"LA PUERTA DE LOS SUEÑOS" VÍCTOR VIRGÓS

"LA PUERTA DE LOS SUEÑOS" VÍCTOR VIRGÓS

"LA PUERTA DE LOS SUEÑOS"

"LA PUERTA DE LOS SUEÑOS" (A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES)

"LA PUERTA DE LOS SUEÑOS". VÍCTOR VIRGÓS.

BÁRBARA Y MIRANDA SON TESTIGOS DE UNA REUNIÓN CLANDESTINA DE UNA PELIGROSA BANDA DE FACINEROSOS.

SU INTROMISIÓN ACABARÁ POR ARRASTRARLAS HASTA UN DESCONOCIDO, INHÓSPITO Y DESHABITADO PUEBLO TUROLENSE, DONDE MANFRED BÖHER LLEVA A CABO UN DEMENCIAL PROGRAMA TERAPÉUTICO QUE EL LUNÁTICO MESÍAS HA DADO EN LLAMAR "LA PUERTA DE LOS SUEÑOS". SUS VIDAS CORREN PELIGRO EN MANOS DEL ESPURIO SANADOR Y SU CUADRILLA DE ENAJENADOS PROSÉLITOS.

.

"ISLA DIAMANTE" A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES

"ISLA DIAMANTE" A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES

"ISLA DIAMANTE" PRÓXIMAMENTE EN WWW.AMAZON.ES

ISLA DIAMANTE "VÍCTOR VIRGÓS"

A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES

LA MODELO DANESA SISSEL MADSEN ES SECUESTRADA Y DESAPARECE JUNTO A UN HOMBRE DE ENIGMÁTICA CATADURA POR ENCARGO DE UN NEFARIO EMIR.

UN TESTIGO FORTUITO RECOGERÁ UN PERIÓDICO QUE LA MODELO ARROJA AL SUELO, CON UNA ÚNICA PISTA DE SU PARADERO ESCRITA EN TINTA ROJA DE CARMÍN: "ISLA DIAMANTE".

EL HOTEL DE LAS ALMAS PERDIDAS



EL HOTEL DE LAS ALMAS PERDIDAS

A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES

CASSANDRA KOWALSKA, LA NUEVA VOCALISTA DE LA BANDA TUROLENSE SIRENAS IN LOVE, ACUDE AL HOTEL DE LAS ALMAS PERDIDAS PARA OFRECER UN CONCIERTO EN DIRECTO.

ALLÍ SE TOPARÁ CON LA PELIGROSA BANDA DE FORAJIDOS DE BARRABÁS, QUE ACABA DE ESCAPAR DEL PENAL.


EL HOTEL DE LAS ALMAS PERDIDAS

EL HOTEL DE LAS ALMAS PERDIDAS

"SOL TENEBROSO"

"SOL TENEBROSO"

"SOL TENEBROSO"

"SOL TENEBROSO" (A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES)

ARTURO SUCHIL RECIBE UNA CARTA DE SU ESPOSA PAOLA DESPUÉS DE 20 AÑOS, PERO PAOLA FUE ENTERRADA EN UNA CRIPTA DE LA ISLA DE TABARCA CUANDO MURIÓ AHOGADA AL SALIRSE SU COCHE DE LA CARRETERA Y SUMERGIRSE EN EL MAR.

ARTURO DEBE DESCUBRIR QUÉ SUBYACE TRAS LA REPENTINA "RESURRECCIÓN" DE PAOLA, QUIEN LE CITA EN EL DEPRIMENTE Y AISLADO PUEBLO TUROLENSE DE OJOS NEGROS.

"EL LABERINTO DEL SOL Y LA LUNA"

"EL LABERINTO DEL SOL Y LA LUNA"

"EL LABERINTO DEL SOL Y LA LUNA"

"EL LABERINTO DEL SOL Y LA LUNA" (A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES)

CASSANDRA KOWALSKA ES CITADA EN LA GESTORIA DE AMANCIO GUEVARA, EN PUEBLA DE SANABRIA, PARA LA LECTURA DE LAS ÚLTIMAS VOLUNTADES DE SU ABUELO, QUIEN LE DEJA TODA SU FORTUNA.

VLADIMIR KOWALSKA GUARDABA MUCHOS SECRETOS Y SU ACÉRRIMO ENEMIGO, AMANDO SALCEDO, NO PUEDE PERMITIR QUE SALGAN A LA LUZ. ENVIARÁ A SUS SICARIOS TRAS LAS HUELLAS DE CASSANDRA PARA RECUPERAR ALGO QUE SU PADRE LE ROBÓ ANTES DE SIMULAR SU PROPIA MUERTE Y LA DE SU MUJER.

LA MANSIÓN DE LOS AMORES MALHADADOS

LA MANSIÓN DE LOS AMORES MALHADADOS
LA MANSIÓN DE LOS AMORES MALHADADOS. A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES

LA MANSIÓN DE LOS AMORES MALHADADOS (A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES)

LA MANSIÓN DE LOS AMORES MALHADADOS. A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES


ARINSAL FUE BRUTALMENTE APALEADA Y VIOLADA POR UNOS HOMBRES 5 AÑOS ATRÁS EN UN SUBURBIO DE JORDANIA. LA DIERON POR MUERTA, PERO SOBREVIVIÓ, Y AHORA HA REGRESADO PARA COMENZAR UNA CRUZADA PERSONAL VINDICATIVA CONTRA TODOS ELLOS. NADIE ESTÁ A SALVO, NI SIQUIERA CARMELO DE LA PRIDA, UN HOMBRE ABYECTO Y PODEROSO QUE SE REFUGIA DEL MUNDO EN EL INEXPUGNABLE CASTILLO DE ARCALÍS.

AL OTRO LADO DE LA OSCURIDAD (EN PROCESO DE GESTACIÓN)

AL OTRO LADO DE LA OSCURIDAD (EN PROCESO DE GESTACIÓN)

AL OTRO LADO DE LA OSCURIDAD

"AL OTRO LADO DE LA OSCURIDAD"

(EN PROCESO DE GESTACIÓN)

CUANDO ÁLEX MERCURY OBSERVA EL EXTERIOR A TRAVÉS DE LA VENTANILLA DEL TREN, VISLUMBRA ATÓNITO EL ESPERPÉNTICO, SINIESTRO Y DESOLADOR PAISAJE DE "JYS; LA ESTACIÓN DEL TIEMPO".

TRACI NO ESTÁ A SU LADO; HA DESAPARECIDO, AL IGUAL QUE EL RESTO. EL TREN ESTÁ VACÍO. NO HAY NADIE, SÓLO SILENCIO Y UNA LUZ CENICIENTA QUE LO ENVUELVE TODO EN UN SUDARIO GRIS OSCURO.

ALGO INEXPLICABLE SUCEDIÓ CUANDO LOS HACES DE LUZ ENGULLERON AL TREN, CUANDO CRUZÓ AL OTRO LADO DE LA OSCURIDAD.

"AL OTRO LADO DE LA OSCURIDAD"

"AL OTRO LADO DE LA OSCURIDAD"

"EL SANTUARIO DE LAS ROSAS NEGRAS" EN PROCESO DE GESTACIÓN

"EL SANTUARIO DE LAS ROSAS NEGRAS" EN PROCESO DE GESTACIÓN

"EL SANTUARIO DE LAS ROSAS NEGRAS" EN PROCESO DE GESTACIÓN

EL SANTUARIO DE LAS ROSAS NEGRAS (EN PROCESO DE GESTACIÓN)

EL PUEBLO BURGALENSE DE CORTIGUERA PARECÍA ABANDONADO, DEVORADO POR LA VEGETACIÓN SALVAJE, TAN HERMOSO Y ESPECTRAL A LA VEZ, CON AQUELLAS MANSIONES BLASONADAS DONDE YA NO VIVÍA NADIE. LAS BARRERAS A LA ENTRADA DEL PUEBLO, CON AQUELLA PROHIBICIÓN EXPLÍCITA DE ACCESO A LOS NIÑOS, RESULTABAN INQUIETANTES; TANTO COMO EL ALBINO DE OJOS AZULES, TANTO COMO EL EXIGUO REDUCTO DE HURAÑOS LUGAREÑOS QUE PROTEGÍAN CON DESPROPORCIONADO CELO EL BOSCOSO SENDERO QUE CONDUCÍA AL SANTUARIO DE LAS ROSAS NEGRAS.

SELENE MOON

SELENE MOON

"SELENE MOON"

"SELENE MOON" (EN PROCESO DE GESTACIÓN)


CUANDO EL DETECTIVE ORLANDO TÜNNERMANN ACUDE AL TEATRO "LA CUARTA PARED" PARA ASISTIR A LOS ENSAYOS DE LA OBRA "LA NOVIA DE LA MUERTE", LE ANUNCIAN QUE LA BAILARINA PRINCIPAL, SELENE MOON, HA DEJADO LA COMPAÑÍA TEATRAL PRECIPITADAMENTE, SIN PREVIO AVISO, ENVUELTA EN UN HALO DE MISTERIO Y URGENCIA.

EN SU CAMERINO, ORLANDO ENCUENTRA UNA PEQUEÑA CUARTILLA CON UN SUCINTO MENSAJE ESCRITO: "NO DEJES DE BUSCARME, DETECTIVE"

EL CLUB DE LOS MUERTOS VIVIENTES

EL CLUB DE LOS MUERTOS VIVIENTES

EL CLUB DE LOS MUERTOS VIVIENTES

EL CLUB DE LOS MUERTOS VIVIENTES

EL CLUB DE LOS MUERTOS VIVIENTES

EL CLUB DE LOS MUERTOS VIVIENTES (EN PROCESO DE GESTACIÓN)

EL CLUB DE LOS MUERTOS VIVIENTES HA VUELTO A REUNIRSE. SIN EMBARGO, EL MUNDO AL QUE RETORNAN HA CAMBIADO DRÁSTICAMENTE. CORRE EL AÑO 2133. LA POBLACIÓN MUNDIAL HA QUEDADO DIEZMADA A CAUSA DE LA REBELIÓN DE LOS ROBOTS Y DE UNA CORPORACIÓN TAN CLANDESTINA COMO PODEROSA CAPAZ DE CONTROLAR LA VOLUNTAD Y EL DESTINO DE LOS SERES HUMANOS POR MEDIO DE UNOS CHIPS ELECTRÓNICOS QUE LES HAN SIDO IMPLANTADOS.

jueves, 10 de marzo de 2016

EL COLECCIONISTA DE CADÁVERES -RELATOS BREVES-




Adormecida en el vientre materno de un sueño hecho realidad, Myriam se desparramó medio desnuda en la inmensa cama de matrimonio, recién bautizada con los efluvios de la pasión descomunal de los lazos indisolubles de los recién casados.
Matías Estaba en la ducha, emulando a Plácido Domingo con esa voz suya de barítono que jamás conocería las mieles del aplauso del público rendido al estruendo resonante de sus cuerdas vocales.
Su monocorde trabajo tras la ventanilla de una sucursal bancaria no le brindaría ovaciones efusivas, ni contratos nómadas para aterrizar en los escenarios más célebres del orbe.
Sin embargo, les suministraba ingentes ingresos pecuniarios que habían servido para comprar aquella inmensa y prodigiosa casa a un precio irrisorio...
Había sido una auténtica ganga con inicial apariencia de trasfondo fraudulento y semblante doloso.
103.000 Euros por un céntrico piso de 280 m2, a estrenar, provisto de dos baños, ático, 4 habitaciones, un espléndido y diáfano salón y una cocina gigantesca, donde el celestial claror de la alborada establecía cada mañana su residencia habitual, que bendecía de caricias lumínicas los pétalos de rosas, azucenas y azaleas que Myriam había dispuesto junto a la ventana, en unos coquetos tiestos de loza amarillos con dibujos infantiles de caritas sonrientes.
Pesarosa y remolona se incorporó, desperezándose como una ninfa de los bosques que hubiera pasado los últimos años de su vida durmiendo junto a un arroyo.
Afuera, la megalómana ciudad de Madrid bullía ya con su consuetudinaria tragedia de cláxones, apremios y ejércitos de hormigas que se movían en todas direcciones.
Ahogó un bostezo que pretendía dilatar su figura holgazana por toda la habitación y encendió el ordenador portátil.
Le dio los buenos días un precioso fondo de pantalla, donde se veía a una familia de pequeñas focas blancas moteadas que se hacían carantoñas en un paisaje típicamente polar.
Accedió rápidamente a Google y consultó los titulares de la prensa diaria en el dominio www.kiosko.net
En un abrir y cerrar de ojos se encontró naufragando en un maremágnum de alcaldías corruptas y rateros abonados al negocio clandestino del latrocinio, amenazas de una nueva recesión, malversación de fondos públicos, nuevos casos de pedofilia y violencia de género, un grupo de adolescentes que había acabado en el fondo del río Manzanares en el interior de un vehículo de gran cilindrada...
Todos los días la misma cantinela... idéntica ruleta de eventos aciagos o bochornosos...
Myriam se disponía a abandonar la Web cuando una noticia breve capturó su atención:
"... "el coleccionista de cadáveres" vendía pisos de su propiedad por todo el territorio nacional a precios irrisorios, pues le apremiaba realizar la venta con la mayor celeridad, dado que era en estos inmuebles donde emparedaba a sus víctimas tras los muebles empotrados o los falsos techos.
El presunto asesino, que responde a las siglas B.H.C es oriundo de Lleida y carece de antecedentes penales..."
-B.H.C....
Una corazonada aterrizó sin previo aviso en su corazón, acomodado a los placeres epicúreos de la vida relajada. Dejó la pantalla del monitor encendida y corrió hasta el salón, junto a la cocina.
Rápidamente, con manos trémulas, abrió el primer cajón de un formidable mueble de caoba, donde reposaba un enorme televisor Sony Trinitron.
Dejó el camino expedito hacia su objetivo, ¡Ahí estaba, la tarjeta del vendedor!
Sobre el fondo dorado podía leerse un nombre: Baudilio Hernany Casamatjo.
-"B.H.C... Pura casualidad, nada más..."
Myriam trató de insuflarse aliento, pero escapaba inmediatamente a través de una espita alojada en su cerebro.
Entonces un sudor frío se estableció entre los surcos de su frente y recordó fragmentos descoyuntados de una pesadilla que tuviera hacía apenas tres días.
Ella y Matías acababan de comprar una casa, cuyas estrafalarias dimensiones le conferían el aspecto de mansión victoriana, revestida de añosos y antiquísimos muebles ajados en sobrios tonos oscuros de madera de nogal y ébano.
En su sueño, en ese trance hipnótico de "deambulares" oníricos, Myriam se incorporaba en la cama, aterrada, sobresaltada.
Alguien... algo, ululaba, arañaba al otro lado de las paredes... escarbaba con uñas ennegrecidas, gangrenadas, con el desespero y la agonía de quienes han sido enterrados vivos.
Un visitante nocturno, elegantemente ataviado con su negra sotana y un dorado crucifijo al cuello, apareció junto a su lecho con un pico y una pala.

-"¿Qué hacía en su dormitorio un predicador, con esa pose hierática, extremadamente hierática... como si estuviera a punto de darle la extremaunción?"

Era un hombre de color, de mediana edad. Sus manos apergaminadas testimoniaban días de sacrificio en los campos de labor.
El inesperado clérigo, que había irrumpido en su alcoba a tan intempestivas horas de la noche, le hizo señas para que le siguiera.
En silencio, caminaron por angostos pasillos hasta detenerse ante una alcoba que siempre permanecía cerrada y vacía...
El clérigo extrajo una alargada llave plateada de un bolsillo interior de su sotana y entró.
Acto seguido, ella le secundó.
Dentro estaba todo oscuro y hedía a excreciones de ultratumba. Arredrada, con las náuseas agolpadas en la garganta, reparó en una monumental pareja de tarántulas bicéfalas que los espiaban entre los pliegues aterciopelados de pavorosas telaraña, que pendían del techo como los cabellos deshilachados de un lunático anacoreta.
El sonido atronador del pico, destrozando el interior de un armario empotrado, la devolvió al momento crucial de la noche. El clérigo había abierto ya un enorme boquete en la pared.
En el suelo, ante sus pies, se habían formado dispares promontorios de faldas, blusas, vestidos, tangas y sujetadores.
Myriam se sintió inmediatamente humillada, expuesta, arrebolada de puro bochorno.

Como si hubiera captado el hilo de sus pensamientos, el predicador cesó su frenética actividad demoledora y se giró, mostrando unos dientes amarillentos, sonriendo como una hiena...
Por un instante tuvo miedo, aprensión. Tuvo la sensación onerosa de que aquel intruso, pico y pala en mano, la miraba con un leve asomo de indecente e impropia procacidad.
Se sintió desnuda, con toda su ropa interior en el suelo, a sus pies, y ella sola, en esa alcoba vacía, frente a un siervo del Señor que, de pronto, se le antojaba extrañamente lascivo...
El momento de cruda tensión se desvaneció y el infatigable clérigo siguió cavando un poco más, destripando las entrañas heridas del armario empotrado, en aquella alcoba vacía, donde las inmensas tarántulas les espiaban desde sus inexpugnables y altísimos refugios suspendidos en el aire.
Entonces concluyó el estruendoso concierto de demolición y escombros desmenuzados. Por un momento quedaron ambos mudos y estáticos, expectantes, asomados a una ventana vecina de abismal negrura al otro lado de la pared.

El clérigo introdujo una mano dentro de esa gruta recién perforada y palpó algo de naturaleza sólida y consistente.... hedionda y pútrida.
Myriam observó aterrada como tiraba de ello... de ese "algo" indiscernible, con todas sus fuerzas, como si aquello que no lograba ver con claridad, que había quedado oculto tras la pared, se negara a abandonar definitivamente su cómodo habitáculo.
Se arrimó temblorosa y curiosa, asustada... una parte de ella misma quería salir corriendo, escapar de allí. Otra, predominante y egoísta, déspota e inflexible, amarró su voluntad y la empujó hacia adelante, le conminaba a mirar, le conminaba a averiguar qué se escondía al otro lado de la pared.
En ese instante de íntima conexión y cercanía con el clérigo, éste se giró, nuevamente mostrando su horrenda dentadura amarilla, con su sonrisa de hiena lasciva...

Entonces lo vio, vio como el clérigo extraía los esperpénticos despojos de un cadáver, cuya putrefacta carne comenzaba ya a remitir sobre clavículas, omóplatos, costillas y esternón.
Myriam sintió que se desvanecía, que le sobrevenía un vahído.... entonces, sudorosa y aterrada, despertó.

B.H.C (BAUDILIO HERNANY CASAMATJO).
La tarjeta del acucioso vendedor tenía ahora un tacto diferente, metálico y descarnado...
-"Pura casualidad... B.H.C."
Regresó junto al monitor encendido y releyó el sucinto comunicado acerca del motejado "Coleccionista de cadáveres".
Imaginó su cadavérica legión de osamentas y cuerpos en avanzado estado de descomposición, solapados al ladrillo y a la escayola tras las paredes de pisos enormes y baratísimos, diseminados por todo el territorio nacional.

-"Un millonario estrafalario alienado por tendencias o rituales necrófilos..."
Matías acababa de salir de la ducha, arrastrando consigo una estela de vapor caliente que le confería el aspecto de tetera andante.
Se sentaron juntos a desayunar y por unos instantes se evanesció el recuerdo del clérigo y de su ropa interior, exhibida ante su mirada avergonzada como si fuera la sucinta vestimenta de una cortesana vulgar y descocada.
Mientras sorbían en silencio un café aromático de Etiopía, servido con una generosa ración de croissants y magdalenas búlgaras con trocitos de arándanos, Myriam se agitó intranquila al apercibirse de un intenso olor que provenía del dormitorio.

A su faz acudió la soflama. Sin duda las ventanas permanecían cerradas y el aire estancado retenía los aromas exudados de la pasión desbocada de la noche anterior.

Iba a comentarle aquella incidencia a su esposo cuando éste brincó del taburete donde se hallaba sentado, justo frente a ella, y salió de la cocina musitando un fugaz y presuroso hasta luego.
Llegaba tarde al trabajo. Su beso, al salir por la puerta, fue casi un roce casual que mereciera más una disculpa que un panegírico a la pasión.
Estaba sola, y ese instante de debilidad permeable lo aprovechó el clérigo impío para adueñarse una vez más de sus pensamientos.
-Ese olor... la tarjeta del vendedor... Baudilio Hernany Casamatjo... un coleccionista de cadáveres que responde a las siglas B.H.C, puesto ya a disposición judicial... este piso, formidable, tan barato, a estrenar, mi pesadilla con el clérigo y un cadáver, emparedado tras el armario empotrado de la alcoba vacía de una mansión victoriana antiquísima... las enormes tarántulas bicéfalas, espiándome desde sus telarañas en el techo....
-¡Basta ya! ¡Estoy paranoica! tengo que calmarme... estoy atacada de los nervios...
Media hora más tarde, Myriam regresaba de la calle con diversos aperos de enterrador y los vertía precipitadamente sobre la cama de matrimonio. Acto seguido, cometió un acto de sabotaje con su armario ropero, volcando todo su contenido sobre el suelo de mármol esmeraldino.
Allí quedaron, revueltos como en un zafarrancho, bolsos, zapatos, mudas, pantys, medias, vestidos, sostenes...
Una voz socarrona le instaba con vehemencia a comenzar sin demora la ardua tarea que la había llevado hasta allí.
El hedor era casi insoportable y definitivamente no albergaba la menor relación con las fragancias masculinas y femeninas conchabadas con los derroteros propios del sexo.

-Provenía del armario.... provenía de la pared... provenía de la materia muerta que se pudría al otro lado de la pared...

Myriam Se llevó las manos a la boca, horrorizada ante la horripilante magnitud siniestra de sus pensamientos.
Inmediatamente se recompuso y aferró entre sus manos un pico de aspecto sobrecogedor. Tomó impulso y asestó el primer golpe. La madera, la pared, quedaron resquebrajados con aquella primera incursión, a la que siguieron atronadoras embestidas que despedazaban escayola y ladrillos.
Minutos más tarde, aquella alcoba que había sido testigo de la tórrida pasión de dos amantes se asemejaba a un campo de batalla, asolado por obuses y cañonazos de un ejército vandálico.

Myriam Se sentía ya tan sudorosa y extenuada que se detuvo unos instantes para desnudarse completamente y tenderse sobre la cama. Le acribillaba el dolor en cada centímetro de su piel reluciente, lubricada por las exudaciones propias de la fatiga extrema.
Espatarrada sobre el lecho como una casquivana meretriz sicalíptica que hubiera pasado las últimas horas yaciendo con docenas de adolescentes salaces, contempló entre las brumas caliginosas de su mirada enturbiada el enorme boquete en la pared.
Resopló desfallecida, pero serena al verificar que su vivienda estaba exenta de cadáveres.
Al otro lado no había muertos... no había nada.... salvo una especie de saco enorme de estraza o un material duro similar que pendía de un clavo oxidado tan largo como un estoque.
El olor se masticaba. Myriam se vio entonces sorprendida por un acceso brusco de arcadas incontenibles y vomitó sobre el edredón nórdico con motivos de flores hawaianas.

Su estómago comenzó a rugir y pincharle el vientre con floretes minúsculos. Aturdida, se dirigió hasta el armario vejado, tambaleándose como una marioneta de trapo coja. Se asomó a la oquedad para examinar el saco.
Con manos trémulas palpó su interior... nauseabundo, insoportable, sólido y en avanzado estado de putrefacción.
Espeluznada, escapó un horrendo chillido de su garganta, que aún bullía tras la vomitona.
Tiró del saco con todas sus fuerzas y éste se desprendió del clavo herrumbroso con un desagradable sonido a chapoteo acuoso, como de gelatina coagulada y grumosa.

Azarada, logró sentarse sobre el mullido colchón de la cama, temblando...
Sus ojos cristalinos parecían cuarteados contemplando horripilados una raída sotana, un crucifijo y los despojos fétidos de materia muerta descomponiéndose en el interior de un saco de estraza....


No hay comentarios:

Publicar un comentario