bladerunner05@hotmail.com

BIBLIOGRAFÍA DE VÍCTOR VIRGÓS

BIBLIOGRAFÍA DE VÍCTOR VIRGÓS (ORLANDO TÜNNERMANN)

"LA CASA DE LAS 1000 PUERTAS" -A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES-

"LA PUERTA DE LOS SUEÑOS" -A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES

"EL HOTEL DE LAS ALMAS PERDIDAS". A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES

"ISLA DIAMANTE" -A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES

"SOL TENEBROSO" -A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES -.

"EL LABERINTO DEL SOL Y LA LUNA" -A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES

"LA MANSIÓN DE LOS AMORES MALHADADOS" -A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES

"AL OTRO LADO DE LA OSCURIDAD" (YA A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES)

"EL SANTUARIO DE LAS ROSAS NEGRAS" (EN PROCESO DE GESTACIÓN)

"SELENE MOON" (EN PROCESO DE GESTACIÓN)
"EL CLUB DE LOS MUERTOS VIVIENTES" (EN PROCESO DE GESTACIÓN"

VÍCTOR VIRGÓS

VÍCTOR VIRGÓS
VÍCTOR VIRGÓS (ORLANDO TÜNNERMANN)

AL OTRO LADO DE LA OSCURIDAD

AL OTRO LADO DE LA OSCURIDAD
AL OTRO LADO DE LA OSCURIDAD

"LA PUERTA DE LOS SUEÑOS" VÍCTOR VIRGÓS

"LA PUERTA DE LOS SUEÑOS" VÍCTOR VIRGÓS

"LA PUERTA DE LOS SUEÑOS"

"LA PUERTA DE LOS SUEÑOS" (A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES)

"LA PUERTA DE LOS SUEÑOS". VÍCTOR VIRGÓS.

BÁRBARA Y MIRANDA SON TESTIGOS DE UNA REUNIÓN CLANDESTINA DE UNA PELIGROSA BANDA DE FACINEROSOS.

SU INTROMISIÓN ACABARÁ POR ARRASTRARLAS HASTA UN DESCONOCIDO, INHÓSPITO Y DESHABITADO PUEBLO TUROLENSE, DONDE MANFRED BÖHER LLEVA A CABO UN DEMENCIAL PROGRAMA TERAPÉUTICO QUE EL LUNÁTICO MESÍAS HA DADO EN LLAMAR "LA PUERTA DE LOS SUEÑOS". SUS VIDAS CORREN PELIGRO EN MANOS DEL ESPURIO SANADOR Y SU CUADRILLA DE ENAJENADOS PROSÉLITOS.

.

"ISLA DIAMANTE" A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES

"ISLA DIAMANTE" A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES

"ISLA DIAMANTE" PRÓXIMAMENTE EN WWW.AMAZON.ES

ISLA DIAMANTE "VÍCTOR VIRGÓS"

A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES

LA MODELO DANESA SISSEL MADSEN ES SECUESTRADA Y DESAPARECE JUNTO A UN HOMBRE DE ENIGMÁTICA CATADURA POR ENCARGO DE UN NEFARIO EMIR.

UN TESTIGO FORTUITO RECOGERÁ UN PERIÓDICO QUE LA MODELO ARROJA AL SUELO, CON UNA ÚNICA PISTA DE SU PARADERO ESCRITA EN TINTA ROJA DE CARMÍN: "ISLA DIAMANTE".

EL HOTEL DE LAS ALMAS PERDIDAS



EL HOTEL DE LAS ALMAS PERDIDAS

A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES

CASSANDRA KOWALSKA, LA NUEVA VOCALISTA DE LA BANDA TUROLENSE SIRENAS IN LOVE, ACUDE AL HOTEL DE LAS ALMAS PERDIDAS PARA OFRECER UN CONCIERTO EN DIRECTO.

ALLÍ SE TOPARÁ CON LA PELIGROSA BANDA DE FORAJIDOS DE BARRABÁS, QUE ACABA DE ESCAPAR DEL PENAL.


EL HOTEL DE LAS ALMAS PERDIDAS

EL HOTEL DE LAS ALMAS PERDIDAS

"SOL TENEBROSO"

"SOL TENEBROSO"

"SOL TENEBROSO"

"SOL TENEBROSO" (A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES)

ARTURO SUCHIL RECIBE UNA CARTA DE SU ESPOSA PAOLA DESPUÉS DE 20 AÑOS, PERO PAOLA FUE ENTERRADA EN UNA CRIPTA DE LA ISLA DE TABARCA CUANDO MURIÓ AHOGADA AL SALIRSE SU COCHE DE LA CARRETERA Y SUMERGIRSE EN EL MAR.

ARTURO DEBE DESCUBRIR QUÉ SUBYACE TRAS LA REPENTINA "RESURRECCIÓN" DE PAOLA, QUIEN LE CITA EN EL DEPRIMENTE Y AISLADO PUEBLO TUROLENSE DE OJOS NEGROS.

"EL LABERINTO DEL SOL Y LA LUNA"

"EL LABERINTO DEL SOL Y LA LUNA"

"EL LABERINTO DEL SOL Y LA LUNA"

"EL LABERINTO DEL SOL Y LA LUNA" (A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES)

CASSANDRA KOWALSKA ES CITADA EN LA GESTORIA DE AMANCIO GUEVARA, EN PUEBLA DE SANABRIA, PARA LA LECTURA DE LAS ÚLTIMAS VOLUNTADES DE SU ABUELO, QUIEN LE DEJA TODA SU FORTUNA.

VLADIMIR KOWALSKA GUARDABA MUCHOS SECRETOS Y SU ACÉRRIMO ENEMIGO, AMANDO SALCEDO, NO PUEDE PERMITIR QUE SALGAN A LA LUZ. ENVIARÁ A SUS SICARIOS TRAS LAS HUELLAS DE CASSANDRA PARA RECUPERAR ALGO QUE SU PADRE LE ROBÓ ANTES DE SIMULAR SU PROPIA MUERTE Y LA DE SU MUJER.

LA MANSIÓN DE LOS AMORES MALHADADOS

LA MANSIÓN DE LOS AMORES MALHADADOS
LA MANSIÓN DE LOS AMORES MALHADADOS. A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES

LA MANSIÓN DE LOS AMORES MALHADADOS (A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES)

LA MANSIÓN DE LOS AMORES MALHADADOS. A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES


ARINSAL FUE BRUTALMENTE APALEADA Y VIOLADA POR UNOS HOMBRES 5 AÑOS ATRÁS EN UN SUBURBIO DE JORDANIA. LA DIERON POR MUERTA, PERO SOBREVIVIÓ, Y AHORA HA REGRESADO PARA COMENZAR UNA CRUZADA PERSONAL VINDICATIVA CONTRA TODOS ELLOS. NADIE ESTÁ A SALVO, NI SIQUIERA CARMELO DE LA PRIDA, UN HOMBRE ABYECTO Y PODEROSO QUE SE REFUGIA DEL MUNDO EN EL INEXPUGNABLE CASTILLO DE ARCALÍS.

AL OTRO LADO DE LA OSCURIDAD (EN PROCESO DE GESTACIÓN)

AL OTRO LADO DE LA OSCURIDAD (EN PROCESO DE GESTACIÓN)

AL OTRO LADO DE LA OSCURIDAD

"AL OTRO LADO DE LA OSCURIDAD"

(A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES)

CUANDO ÁLEX MERCURY OBSERVA EL EXTERIOR A TRAVÉS DE LA VENTANILLA DEL TREN, VISLUMBRA ATÓNITO EL ESPERPÉNTICO, SINIESTRO Y DESOLADOR PAISAJE DE "JYS; LA ESTACIÓN DEL TIEMPO".

TRACI NO ESTÁ A SU LADO; HA DESAPARECIDO, AL IGUAL QUE EL RESTO. EL TREN ESTÁ VACÍO. NO HAY NADIE, SÓLO SILENCIO Y UNA LUZ CENICIENTA QUE LO ENVUELVE TODO EN UN SUDARIO GRIS OSCURO.

ALGO INEXPLICABLE SUCEDIÓ CUANDO LOS HACES DE LUZ ENGULLERON AL TREN, CUANDO CRUZÓ AL OTRO LADO DE LA OSCURIDAD.

"AL OTRO LADO DE LA OSCURIDAD"

"AL OTRO LADO DE LA OSCURIDAD"

"EL SANTUARIO DE LAS ROSAS NEGRAS" EN PROCESO DE GESTACIÓN

"EL SANTUARIO DE LAS ROSAS NEGRAS" EN PROCESO DE GESTACIÓN

"EL SANTUARIO DE LAS ROSAS NEGRAS" EN PROCESO DE GESTACIÓN

EL SANTUARIO DE LAS ROSAS NEGRAS (EN PROCESO DE GESTACIÓN)

EL PUEBLO BURGALENSE DE CORTIGUERA PARECÍA ABANDONADO, DEVORADO POR LA VEGETACIÓN SALVAJE, TAN HERMOSO Y ESPECTRAL A LA VEZ, CON AQUELLAS MANSIONES BLASONADAS DONDE YA NO VIVÍA NADIE. LAS BARRERAS A LA ENTRADA DEL PUEBLO, CON AQUELLA PROHIBICIÓN EXPLÍCITA DE ACCESO A LOS NIÑOS, RESULTABAN INQUIETANTES; TANTO COMO EL ALBINO DE OJOS AZULES, TANTO COMO EL EXIGUO REDUCTO DE HURAÑOS LUGAREÑOS QUE PROTEGÍAN CON DESPROPORCIONADO CELO EL BOSCOSO SENDERO QUE CONDUCÍA AL SANTUARIO DE LAS ROSAS NEGRAS.

SELENE MOON

SELENE MOON

"SELENE MOON"

"SELENE MOON" (EN PROCESO DE GESTACIÓN)


CUANDO EL DETECTIVE ORLANDO TÜNNERMANN ACUDE AL TEATRO "LA CUARTA PARED" PARA ASISTIR A LOS ENSAYOS DE LA OBRA "LA NOVIA DE LA MUERTE", LE ANUNCIAN QUE LA BAILARINA PRINCIPAL, SELENE MOON, HA DEJADO LA COMPAÑÍA TEATRAL PRECIPITADAMENTE, SIN PREVIO AVISO, ENVUELTA EN UN HALO DE MISTERIO Y URGENCIA.

EN SU CAMERINO, ORLANDO ENCUENTRA UNA PEQUEÑA CUARTILLA CON UN SUCINTO MENSAJE ESCRITO: "NO DEJES DE BUSCARME, DETECTIVE"

EL CLUB DE LOS MUERTOS VIVIENTES

EL CLUB DE LOS MUERTOS VIVIENTES

EL CLUB DE LOS MUERTOS VIVIENTES

EL CLUB DE LOS MUERTOS VIVIENTES

EL CLUB DE LOS MUERTOS VIVIENTES

EL CLUB DE LOS MUERTOS VIVIENTES (EN PROCESO DE GESTACIÓN)

EL CLUB DE LOS MUERTOS VIVIENTES HA VUELTO A REUNIRSE. SIN EMBARGO, EL MUNDO AL QUE RETORNAN HA CAMBIADO DRÁSTICAMENTE. CORRE EL AÑO 2133. LA POBLACIÓN MUNDIAL HA QUEDADO DIEZMADA A CAUSA DE LA REBELIÓN DE LOS ROBOTS Y DE UNA CORPORACIÓN TAN CLANDESTINA COMO PODEROSA CAPAZ DE CONTROLAR LA VOLUNTAD Y EL DESTINO DE LOS SERES HUMANOS POR MEDIO DE UNOS CHIPS ELECTRÓNICOS QUE LES HAN SIDO IMPLANTADOS.

viernes, 20 de mayo de 2016

LA GUERRA IMAGINARIA -RELATOS CORTOS, ENSAYOS-.





Les han engañado con burdas patrañas de trapacería y leyendas épicas mistificadas de la época de Abderramán I.

 Ignaros redomados, están confinados en una jaula de grillos donde el ruido de fondo impide el raciocinio y el entendimiento. Los emisarios de una guerra inventada entregan su vida por una causa grandilocuente y ensoberbecida que aniquila a su paso todo credo diferente al suyo. El libro sagrado que tú has leído se parece tanto al que yo he leído como una cascada islandesa se asemeja a una playa caribeña. Utilizas gratuita verborrea para predicar sobre asuntos insondables que no puedes comprender. No obstante, te arrogas el derecho a imponer tu idiosincrasia, lengua y religión, porque el libro que tú has leído tiene los renglones torcidos y el texto deformado.

Es el siglo XXI, ¿por qué tu diatriba está tan preñada de odio ancestral y de batallas que ya fueron dirimidas por los protagonistas olvidados de una estirpe centenaria?

Tu mente alunada vaga sin descanso por lúgubres estancias agrisadas del pasado, como un fantasma que hubiera quedado atrapado entre los muros derruidos de una antigua mezquita o una mazmorra medieval. Me recuerdas al mamparo del barco que queda descoyuntado por el vendaval, que navega sin remedio hacia un abismo de farallones donde acabará estrellándose en

pos de una gloria ulterior inexistente.

jueves, 19 de mayo de 2016

EL SECRETO DE ANAIIS -.RELATOS CORTOS-




El último cajón del blanco secreter lacado contenía una pistola, ingentes fajos de billetes de 500 euros y documentación variada de medio centenar de hombres y mujeres de rasgos asiáticos.

Dentro de un sobre blanco, blasonado con la imagen de un cisne negro, Fabio encontró una foto en primer plano de la verja que circuía el fastuoso y espléndido perímetro del Banco de España en Madrid.

En el reverso, la esmerilada caligrafía de Anaiis rezaba: martes 25 de junio a las 11:40.

El empresario italiano se atusó la corta cabellera negra y engominada y estudió atribulado el sucinto mensaje, reteniendo a duras penas la cólera ante lo que parecía una cita flagrante con el embuste, la impostura y la doble vida de su esposa.

Poco a poco comenzaba a desdibujarse el bosquejo de un supuesto amante infatigable que “secuestraba” a su mujer a horas intempestivas. La pistola en el cajón, los fajos de billetes y la documentación estrafalaria revirtieron el rumbo de sus pensamientos hacia derroteros dramáticamente antinómicos y de naturaleza aterradora.

Por otro lado, la fotografía… ¿proponía un encuentro sibilino que acaecería dentro de 3 días? Fabio se desdijo inmediatamente y reestructuró sus pensamientos, dando vueltas por el flamante apartamento que habían comprado años atrás en Puerto Banús.

Trató de devolverle a su mujer las vestiduras de intachable probidad como esposa fiel y mujer apocada y candorosa de sólidos pilares religiosos.

Pero entonces retornó al escenario de sus pensamientos el recopilatorio de sospechosa huella criminal, oculto en el cajón que siempre estuvo cerrado, que siempre custodió Anaiis bajo llave, que siempre pregonó como vetado, prohibido, privado…

La dulce y frágil costurera de linaje parisino estaba de nuevo en Madrid, como casi siempre, pasando unos días con su amiga Bernardette… eso había dicho, eso decía siempre… ¿existiría realmente la tal Bernardette?

Entonces suplieron en el escenario a las profundas cavilaciones otras mucho más lúgubres que proyectaban siniestras sombras sobre un clan clandestino, conformado por ignotos personajes anónimos de origen asiático: (“medio centenar de documentación variada de hombres y mujeres dentro de un cajón prohibido…”)

Se le estaba arrugando el traje gris impecable de tanto tirar de las mangas y solapas, de sentarse y de levantarse constantemente, como si fuera un convicto que mirara de frente la soga del patíbulo.

Fabio se quitó las gafas tintadas y se enjugó el rostro. Estaba sudando, pero no hacía calor. La exudación provenía de la angustia y el miedo. De pronto, Annais se había convertido en una extraña. Su rostro delgado, como de quebradizo cristal de Bohemia, se le antojaba ahora la corteza de una imagen enmascarada.

Acaso sus modales tenues y el ornato de su gazmoñería ocultaran una insidia, una añagaza tramada con alevosía y premeditación. La bella ninfa de cabellos largos y dorados que remendaba chaquetas y calcetines se había tornado de pronto en malévola sospecha, interrogante maldito, una pregunta pendiendo de hilos invisibles de un cielo borrascoso.

Ahora se le antojaba pueril e irrisoria la teoría del amante infatigable que esperaba a su esposa junto a las vías del tren de la estación de Atocha de Madrid. Ahora su rompecabezas de piezas descolocadas comenzaba a bosquejar un cuadro alarmante e inesperado: un cajón prohibido, una pistola, fajos de billetes, una fotografía en Madrid y una cita con el tiempo a tres días vista.



MARTES 25 DE JUNIO DE 2013, MADRID.

“Disfrazado” de turista, con su visera roja de los Ángeles Lakers, bermudas de cuadros negros y amarillos y una camiseta con la imagen estampada de la cantante Christina Aguilera, Fabio se asemejaba al prototipo de viajero fondón norteamericano que busca el asilo de la “movida” madrileña, tapas, sesiones interminables de ebriedad y cientos de fotos vertidas en el Museo del Prado o el de Reina Sofía.

Acaso su tez morena le confiriera un cierto aire hawaiano. Era un hombre fuerte, de estatura baja, apuesto, con una pizca de arrogancia tallada en su mandíbula cuadrada y sus ojos negros, pequeños, astutos, implacables.

Todavía a sus 43 años suscitaba pasiones entre las adolescentes, que quedaban prendadas cuando le veían en el interior de su flamante Maseratti negro metalizado.

Consultó su reloj. Eran las 11:27. Su mujer, la modosa costurera que había denegado los lujos de la vida regalada para quemar sus días entre agujas, puntadas e hilo, se acababa de apear de un destartalado Ford Mondeo gris metalizado ocupado por dos hombres y dos mujeres de aspecto azerbaiyano.

Fabio, que fingía hacer fotos a diestro y siniestro, observó cómo la siniestra comitiva se dirigía con afable camaradería hacia el objetivo: el Banco de España.

Reconoció de inmediato la verja que circuía el emblemático edificio, tal y como aparecía en la fotografía que encontrara en el cajón vetado. Era una laboriosa y bellísima muestra de orfebrería, jalonada de aspas y estrellas que conformaban un tejido de acero ornamental y místico. Departían, confabulaban, tramaban algo…

(“¿Quién es esa gente, Anaiis”?) (“¿De qué les conoces?”). (“¿Qué diantres haces tú con esa gente? ¿Qué diantres tramáis?”)

El espurio turista norteamericano con la camiseta de Christina Aguilera seguía “reventando” el flash de su cámara, como si quisiera atrapar Madrid en el seno del objetivo.

A las 11:37 se produjo la escisión. El conciliábulo, liderado al parecer por un hombre enjuto y alto, de pómulos prominentes, ojos hundidos y perilla de carnero, se disgregó en opuestas direcciones con el paso calmado del viandante jubilado.

 Se dirigían cada uno a un vehículo diferente. Anaiis s había quedado relegada, parada ante la verja del banco de España como un poste de telecomunicaciones.

(“¿Qué haces tú con esa gente, Anaiis?, ¿Por qué guardas una pistola junto a un montón de dinero y documentación extranjera? ¿De dónde ha salido todo ese montón de dinero?)

Le bombardeaban los interrogantes. Entonces reparó en una mochila azul colgada en el filo de las metálicas aspas de la verja.

(“¡Eso no estaba ahí hace un momento!”)

Algo parecido a su corazón, pero de frío pedernal, se congeló en su pecho. Terror, agonía, desconcierto…

A las 11:39 el hombre alto de tez oscura y barbilla de chivo se abrió el largo gabán gris con que ocultaba su figura raquítica ante un volvo negro metalizado.

Se echó la mano derecha al bolsillo. Era una mano huesuda, cadavérica. Anaiis, ese poste de telecomunicaciones enhiesto, hizo de pronto un ademán, una señal en realidad, y susurró algo, como si hablara a través de un sistema de intercomunicación oculto.

En menos de cinco segundos, la calle quedó completamente tomada por la policía y los compinches de su mujer eran apresados antes de que pudieran detonar los explosivos colocados en el interior de la mochila azul que pendía de la verja del Banco de España.

Fabio no daba crédito a lo que veían sus ojos cuando observó como la apocada costurera de cabello pajizo y lánguida mirada melancólica celebraba la detención con sus compañeros de brigada entre ovaciones y saludos de camaradería.

El hombre alto con perilla de chivo le dirigió una mirada de odio a Anaiis, la pérfida traidora, la aliada desleal que les había vendido jugando a dos bandas; presunta costurera, falaz terrorista, camuflado agente secreto de las fuerzas especiales de la policía.