bladerunner05@hotmail.com

BIBLIOGRAFÍA DE VÍCTOR VIRGÓS

BIBLIOGRAFÍA DE VÍCTOR VIRGÓS (ORLANDO TÜNNERMANN)

"LA CASA DE LAS 1000 PUERTAS" -A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES-

"LA PUERTA DE LOS SUEÑOS" -A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES

"EL HOTEL DE LAS ALMAS PERDIDAS". A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES

"ISLA DIAMANTE" -A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES

"SOL TENEBROSO" -A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES -.

"EL LABERINTO DEL SOL Y LA LUNA" -A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES

"LA MANSIÓN DE LOS AMORES MALHADADOS" -A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES

"AL OTRO LADO DE LA OSCURIDAD" (EN PROCESO DE GESTACIÓN)

"EL SANTUARIO DE LAS ROSAS NEGRAS" (EN PROCESO DE GESTACIÓN)

"SELENE MOON" (EN PROCESO DE GESTACIÓN)


VÍCTOR VIRGÓS

VÍCTOR VIRGÓS
VÍCTOR VIRGÓS (ORLANDO TÜNNERMANN)

AL OTRO LADO DE LA OSCURIDAD

AL OTRO LADO DE LA OSCURIDAD
AL OTRO LADO DE LA OSCURIDAD

"LA PUERTA DE LOS SUEÑOS" VÍCTOR VIRGÓS

"LA PUERTA DE LOS SUEÑOS" VÍCTOR VIRGÓS

"LA PUERTA DE LOS SUEÑOS"

"LA PUERTA DE LOS SUEÑOS" (A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES)

"LA PUERTA DE LOS SUEÑOS". VÍCTOR VIRGÓS.

BÁRBARA Y MIRANDA SON TESTIGOS DE UNA REUNIÓN CLANDESTINA DE UNA PELIGROSA BANDA DE FACINEROSOS.

SU INTROMISIÓN ACABARÁ POR ARRASTRARLAS HASTA UN DESCONOCIDO, INHÓSPITO Y DESHABITADO PUEBLO TUROLENSE, DONDE MANFRED BÖHER LLEVA A CABO UN DEMENCIAL PROGRAMA TERAPÉUTICO QUE EL LUNÁTICO MESÍAS HA DADO EN LLAMAR "LA PUERTA DE LOS SUEÑOS". SUS VIDAS CORREN PELIGRO EN MANOS DEL ESPURIO SANADOR Y SU CUADRILLA DE ENAJENADOS PROSÉLITOS.

.

"ISLA DIAMANTE" A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES

"ISLA DIAMANTE" A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES

"ISLA DIAMANTE" PRÓXIMAMENTE EN WWW.AMAZON.ES

ISLA DIAMANTE "VÍCTOR VIRGÓS"

A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES

LA MODELO DANESA SISSEL MADSEN ES SECUESTRADA Y DESAPARECE JUNTO A UN HOMBRE DE ENIGMÁTICA CATADURA POR ENCARGO DE UN NEFARIO EMIR.

UN TESTIGO FORTUITO RECOGERÁ UN PERIÓDICO QUE LA MODELO ARROJA AL SUELO, CON UNA ÚNICA PISTA DE SU PARADERO ESCRITA EN TINTA ROJA DE CARMÍN: "ISLA DIAMANTE".

EL HOTEL DE LAS ALMAS PERDIDAS



EL HOTEL DE LAS ALMAS PERDIDAS

A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES

CASSANDRA KOWALSKA, LA NUEVA VOCALISTA DE LA BANDA TUROLENSE SIRENAS IN LOVE, ACUDE AL HOTEL DE LAS ALMAS PERDIDAS PARA OFRECER UN CONCIERTO EN DIRECTO.

ALLÍ SE TOPARÁ CON LA PELIGROSA BANDA DE FORAJIDOS DE BARRABÁS, QUE ACABA DE ESCAPAR DEL PENAL.


EL HOTEL DE LAS ALMAS PERDIDAS

EL HOTEL DE LAS ALMAS PERDIDAS

"SOL TENEBROSO"

"SOL TENEBROSO"

"SOL TENEBROSO"

"SOL TENEBROSO" (A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES)

ARTURO SUCHIL RECIBE UNA CARTA DE SU ESPOSA PAOLA DESPUÉS DE 20 AÑOS, PERO PAOLA FUE ENTERRADA EN UNA CRIPTA DE LA ISLA DE TABARCA CUANDO MURIÓ AHOGADA AL SALIRSE SU COCHE DE LA CARRETERA Y SUMERGIRSE EN EL MAR.

ARTURO DEBE DESCUBRIR QUÉ SUBYACE TRAS LA REPENTINA "RESURRECCIÓN" DE PAOLA, QUIEN LE CITA EN EL DEPRIMENTE Y AISLADO PUEBLO TUROLENSE DE OJOS NEGROS.

"EL LABERINTO DEL SOL Y LA LUNA"

"EL LABERINTO DEL SOL Y LA LUNA"

"EL LABERINTO DEL SOL Y LA LUNA"

"EL LABERINTO DEL SOL Y LA LUNA" (A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES)

CASSANDRA KOWALSKA ES CITADA EN LA GESTORIA DE AMANCIO GUEVARA, EN PUEBLA DE SANABRIA, PARA LA LECTURA DE LAS ÚLTIMAS VOLUNTADES DE SU ABUELO, QUIEN LE DEJA TODA SU FORTUNA.

VLADIMIR KOWALSKA GUARDABA MUCHOS SECRETOS Y SU ACÉRRIMO ENEMIGO, AMANDO SALCEDO, NO PUEDE PERMITIR QUE SALGAN A LA LUZ. ENVIARÁ A SUS SICARIOS TRAS LAS HUELLAS DE CASSANDRA PARA RECUPERAR ALGO QUE SU PADRE LE ROBÓ ANTES DE SIMULAR SU PROPIA MUERTE Y LA DE SU MUJER.

LA MANSIÓN DE LOS AMORES MALHADADOS

LA MANSIÓN DE LOS AMORES MALHADADOS
LA MANSIÓN DE LOS AMORES MALHADADOS. A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES

LA MANSIÓN DE LOS AMORES MALHADADOS (A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES)

LA MANSIÓN DE LOS AMORES MALHADADOS. A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES


ARINSAL FUE BRUTALMENTE APALEADA Y VIOLADA POR UNOS HOMBRES 5 AÑOS ATRÁS EN UN SUBURBIO DE JORDANIA. LA DIERON POR MUERTA, PERO SOBREVIVIÓ, Y AHORA HA REGRESADO PARA COMENZAR UNA CRUZADA PERSONAL VINDICATIVA CONTRA TODOS ELLOS. NADIE ESTÁ A SALVO, NI SIQUIERA CARMELO DE LA PRIDA, UN HOMBRE ABYECTO Y PODEROSO QUE SE REFUGIA DEL MUNDO EN EL INEXPUGNABLE CASTILLO DE ARCALÍS.

AL OTRO LADO DE LA OSCURIDAD (EN PROCESO DE GESTACIÓN)

AL OTRO LADO DE LA OSCURIDAD (EN PROCESO DE GESTACIÓN)

AL OTRO LADO DE LA OSCURIDAD

"AL OTRO LADO DE LA OSCURIDAD"

(EN PROCESO DE GESTACIÓN)

CUANDO ÁLEX MERCURY OBSERVA EL EXTERIOR A TRAVÉS DE LA VENTANILLA DEL TREN, VISLUMBRA ATÓNITO EL ESPERPÉNTICO, SINIESTRO Y DESOLADOR PAISAJE DE "JYS; LA ESTACIÓN DEL TIEMPO".

TRACI NO ESTÁ A SU LADO; HA DESAPARECIDO, AL IGUAL QUE EL RESTO. EL TREN ESTÁ VACÍO. NO HAY NADIE, SÓLO SILENCIO Y UNA LUZ CENICIENTA QUE LO ENVUELVE TODO EN UN SUDARIO GRIS OSCURO.

ALGO INEXPLICABLE SUCEDIÓ CUANDO LOS HACES DE LUZ ENGULLERON AL TREN, CUANDO CRUZÓ AL OTRO LADO DE LA OSCURIDAD.

"AL OTRO LADO DE LA OSCURIDAD"

"AL OTRO LADO DE LA OSCURIDAD"

EL CLUB DE LOS MUERTOS VIVIENTES

"EL CLUB DE LOS MUERTOS VIVIENTES" (EN PROCESO DE GESTACIÓN)


HAN PASADO VARIOS SIGLOS DESDE QUE CINCO PRISIONEROS DE UNA CÁRCEL DE MÁXIMA SEGURIDAD FUERAN MANTENIDOS EN UN ESTADO DE COMA INDUCIDO. AHORA HAN DESPERTADO, PERO EL MUNDO QUE RECORDABAN HA DESAPARECIDO....

VÍCTOR VIRGÓS

"EL SANTUARIO DE LAS ROSAS NEGRAS" EN PROCESO DE GESTACIÓN

"EL SANTUARIO DE LAS ROSAS NEGRAS" EN PROCESO DE GESTACIÓN

"EL SANTUARIO DE LAS ROSAS NEGRAS" EN PROCESO DE GESTACIÓN

EL SANTUARIO DE LAS ROSAS NEGRAS (EN PROCESO DE GESTACIÓN)

EL PUEBLO BURGALENSE DE CORTIGUERA PARECÍA ABANDONADO, DEVORADO POR LA VEGETACIÓN SALVAJE, TAN HERMOSO Y ESPECTRAL A LA VEZ, CON AQUELLAS MANSIONES BLASONADAS DONDE YA NO VIVÍA NADIE. LAS BARRERAS A LA ENTRADA DEL PUEBLO, CON AQUELLA PROHIBICIÓN EXPLÍCITA DE ACCESO A LOS NIÑOS, RESULTABAN INQUIETANTES; TANTO COMO EL ALBINO DE OJOS AZULES, TANTO COMO EL EXIGUO REDUCTO DE HURAÑOS LUGAREÑOS QUE PROTEGÍAN CON DESPROPORCIONADO CELO EL BOSCOSO SENDERO QUE CONDUCÍA AL SANTUARIO DE LAS ROSAS NEGRAS.

SELENE MOON

SELENE MOON

"SELENE MOON"

"SELENE MOON" (EN PROCESO DE GESTACIÓN)


CUANDO EL DETECTIVE ORLANDO TÜNNERMANN ACUDE AL TEATRO "LA CUARTA PARED" PARA ASISTIR A LOS ENSAYOS DE LA OBRA "LA NOVIA DE LA MUERTE", LE ANUNCIAN QUE LA BAILARINA PRINCIPAL, SELENE MOON, HA DEJADO LA COMPAÑÍA TEATRAL PRECIPITADAMENTE, SIN PREVIO AVISO, ENVUELTA EN UN HALO DE MISTERIO Y URGENCIA.

EN SU CAMERINO, ORLANDO ENCUENTRA UNA PEQUEÑA CUARTILLA CON UN SUCINTO MENSAJE ESCRITO: "NO DEJES DE BUSCARME, DETECTIVE"

miércoles, 22 de febrero de 2017

“LA BEATA FARISEA (Hypocrite Devout)”




 
Se sienta siempre en la primera fila para estar más cerca de Dios. Daniel, amarrado al banco de la iglesia junto a su abuela, no deja de preguntarse si su alma será tan negra como los atavíos funestos que cubren su cuerpo menudo y feo. Como cada domingo acude a su cita con el Todopoderoso, perfumada, emperifollada, su rostro agostado reluciente como una pista de patinaje con tanta profusión de maquillaje y colorete como para barnizar una rosaleda. Clotilde le tiene apresado con una mano férrea con garras y fuerza de ganzúa. Arrodillada, ora por los más desfavorecidos y por los difuntos. Su rostro viejo y demacrado por la protervia está concentrado en la letanía sin sentido que promulgan sus labios pintados de malva. Bajo los muros de la gran catedral se disfraza de mujer de abnegada santidad. Al párroco, Don Gabriel, le promete generosas dádivas y actos de solidaridad que quedan petrificados como polvo fosilizado en los capiteles de las colosales columnas blancas que vuelan hacia la bóveda de tonalidad lechosa. María le está haciendo señas y burlas para hacerle reír, sentada como está junto a su tía Maribel tres filas más atrás.

Daniel finge desinterés. Por nada en el mundo osaría soliviantar a su abuela. Clotilde es un demonio con piel de cordero. En la casa del Señor la falta de respeto es un pecado imperdonable. Eso le repite una y otra vez, mientras le perfora con sus profundos y túrbidos ojos negros preñados de una maldad intencionada que busca su martirio. A su abuela no le gusta María, a su abuela no le gusta la gente. Embusteros, salvajes, viciosos y perdularios, casquivanas y disolutas ellas, pecadores impenitentes ellos, así les amonesta sin ambages ni ambigüedades. Su abuela se ha embarcado en una cruzada personal para redimir a su único nieto de las fauces de Belcebú. Aún no es demasiado tarde, le dice todas las mañanas, cuando le prepara un brebaje extremadamente dulzón en un tazón preñado de cereales grumosos y una sopa blancuzca de leche que, según le asevera, escrutándole como si él fuese el postre, le ayudará a desarrollar unos huesos tan fuertes como los contrafuertes de la catedral. El mundo está perdido, repite su voz de cacatúa deformada por la compulsión "tabaquera".

Ya salen del sagrado templo, se acabó el suplicio. Su abuela ha dejado de rezar y ya está lista para mudarse de careta y renovar su parlamento diario con la mezquindad. Clotilde adora entreverarse en la vida de los demás y dejar allí su poso de animosidad, críticas vehementes y vileza gratuita que recicla sin dilación cada domingo bajo los muros de la Catedral de San Jorge.

María está preciosa con su vestido azul de estrellas y lunas. Le sigue de cerca, le hace burlas, sonríe y, sin que se de cuenta su maléfica abuela, se levanta los faldones para enseñarle las bragas, que son amarillas y tienen estampados muy graciosos de osos de peluche abrazados. Daniel se pone colorado y ella se ríe a carcajadas. Sabe cómo provocarle, con sólo 12 años es ya una mujer bellísima y tan inteligente como su hermana Beatriz, que cumplió 23 el pasado mes de Julio. Algún día se casarán en esta misma iglesia, sueña despierto Daniel. Se sonroja de nuevo cuando ella le guiña un ojo, como si pudiera leerle el pensamiento y decirle: " Sí, quiero", sin que nada sospeche Clotilde, que sigue aferrando su mano como si pretendiera cincelar sus huellas en su piel para que nunca se le olvide que le pertenece y que puede hacer con su vida un infierno si no acata su obsoleto catecismo...

EL ESPEJO DE LAS MIL CARAS (ONE THOUSAND FACES MIRROR)




 
Surcos, zanjas, brechas profundas, cicatrices, arrugas y huellas emocionales crispan el rostro avejentado de Inés. El solitario espejo barroco de las mil caras, legado de su padre, el conde Orlov, se ha tragado los reflejos de su familia aristocrática. En el pantagruélico ágape, el espejo ha incluido además a su apolíneo amante de fuego, como ella le llamaba, Narek. Todos ellos, devorados por la ingesta insaciable del espejo de las mil caras.

Ya no hay nadie al otro lado. No hay reflejos familiares, no se asoman al espejo los amigos, amantes, pretendientes, nobles de todas partes, lacayos o sirvientes. Los brazos hercúleos del luchador, espadachín, acróbata y funámbulo ya no la circuyen ante el espejo y sus manos tampoco maceran los pechos que antaño pesaban erectos y túrgidos. Ese espejo fue testigo de su amor incombustible, feroz, carnal, clandestino, morboso y prohibido. Delante del espejo de las mil caras se desvistió casquivana y rijosa, mientras las manos expertas de Narek le rasgaban la ropa interior con un ímpetu y urgencia que te hacía temer el fin de todos los tiempos; el último baile carnal que verían los ojos del mundo antes de que éste fuese fagocitado sin misericordia por el Creador.

San Petersburgo ya no existe, no puede Inés columbrar en el espejo la imagen soberbia de su padre, sentado en el salón de influencia parisina. Su madre cruzaba la mirada eterna del espejo paseándose por los largos pasillos alfombrados, ataviada con sus mejores galas para asistir a una fiesta de boato. San Petersburgo fue siempre su segunda opción cuando Narek penetró en su vida como un tornado abrasador. Treinta años a su lado, consumiendo el aire y el tiempo con sus besos y caricias. Jamás se arrepintió Inés. Toda una vida de comodidades arrumbada en los desvanes del pasado, a cambio de un sólo minuto con el hechicero armenio de los ojos atigrados y cabello largo de color azabache.

Delante de ese espejo, alejados de todo, alejados de todos, desprendidos del mundo, ocultos, dos amantes anónimos en un minúsculo apartamento de un pueblo almeriense al borde de la extinción, allí habían creado su propio universo, un universo cuyo único lenguaje fue siempre el del amor. Delante de ese espejo había compartido tórridas confidencias con su mejor amiga, Laura Sotelo Castanyí.

Los ojos claros de Inés son ahora, en las etapas postreras de su existencia, un océano tranquilo cuyas olas juegan en dichosa comunión. Penas y alegrías trascienden más allá de su mirada límpida: nostalgia, felicidad, melancolía, una vida azarosa preñada de momentos que ya no volverán, pero ante todo, momentos que no cambiaría por una vida de ensueño si Narek no estuviese en ella. Este será su sepulcro, bien lo sabe Inés, el santuario donde medró con la fuerza de un volcán un amor censurado y condenado al
escarnio y al ostracismo. Se mesa los cabellos Inés y emerge en sus labios una sonrisa sincera de neta satisfacción. No cambiaría una vida de pompa y ampulosa apariencia por una en la que Narek no estuviese junto a ella. Se gira un instante, asomada al balcón. Contempla soñadora una nota que ha dejado escrita sobre una mesa rudimentaria en un trozo de papel: "Te espero en el sueño de siempre, no tardes".

domingo, 19 de febrero de 2017

FRÍA Y AUTOMÁTICA (COLD AND AUTOMATIC GIRL) (Extracto)



 
"...Fría y automática. Entrar y salir. (...Diez segundos es el tiempo total de que dispones para sorprenderle por la espalda y clavarle el punzón...). Las palabras de Mark resuenan una y otra vez en los vívidos recuerdos de Tracy. Le aleccionó bien, cavila, orgullosa de la destreza sin parangón adquirida durante los tres últimos años, siempre en la carretera; nuevos caminos, nuevos destinos y desafíos. Oklahoma, Alabama, Oregon y ahora Nueva York. Siempre en ruta, sin dejar nada atrás, ni un sólo trazo de su existencia. En la guantera del Pontiac negro que ha robado en la misma puerta de un restaurante con aspecto de cabaret clandestino, Bárbara's home reza un letrero de neón de lo más ramplón, hay al menos diez pasaportes diferentes que muestran a una mujer de belleza entre angelical y felina. Es su rostro y fisonomía el resultado de fusionar en una cubeta la expresión soñadora de Greta Garbo, la fiereza de Ava Gardner y la sensualidad de Sophia Loren. En el asiento trasero, dentro de una maleta avejentada y más apaleada que una fámula de los años aciagos de la esclavitud, Tracy guarda vestimentas para todas las ocasiones: pelucas, documentos que adulteran su identidad, y armas, muchas armas, pues Tracy es la asesina en serie que buscan las autoridades de medio mundo desde hace casi cinco años.

Un único error al inicio de su trayectoria delictiva ha despertado la curiosidad del entrometido inspector Orlando Tünnermann. Ese fisgón metomentodo y su cuadrilla de leales acólitos no parará hasta dar con ella. Le sigue los talones, de algún modo incognoscible ha olfateado su rastro. El bello rostro esculpido de Tracy Fox se frunce por
un instante, como si un viento abrasador lo hubiese socarrado. Sale del coche y se acaricia circunspecta la fina y larga cabellera dorada. Contemplan sus vacuos ojos verdes, dos luceros resplandecientes y enormes como un glaciar groenlandés, al mentecato fiscal Stein, que flota en un charco de sangre junto a unas bolsas de basura en un umbrío y angosto callejón donde se arrumban los residuos de un local sin distintivo alguno, salvo un pequeño rombo metálico de color verde clavado en la puerta roja.

Ha sido fácil depositar allí el cuerpo fofo del magistrado corrupto. Recostado en el asiento contiguo del Pontiac, como si fuese el amante agotado por las exigencias de la pasión incombustible de ella, nadie sospechó que su cuerpo albergaba tanta vida como la del volante con cubierta de piel de leopardo o la tapicería de cuero, del color del vino añejo. A veces se siente terriblemente triste, abatida, sola. Echa de menos a su mentor. A Mark le habían atrapado por sobrepeso de megalomanía, arrogancia y exhibicionismo. A veces, si juegas a ser Dios, éste te castiga por tamaña insolencia. Aún recordaba su expresión beatífica cuando la inyección letal acabó con sus días de criminalidad "pantagruélica". Se marchaba en paz, como un mesías que hubiera cumplido su redentora misión en la Tierra por mandato divino. Apartó aquellos pensamientos de su mente mientras despojaba a Stein de su billetera e introducía en los bolsillos de su chaqueta pistas falsas que mantendrían ocupada a la policía. Darían palos de ciego mientras ella quemaba asfalto en dirección a Nebraska. En ese instante recordó nuevamente la perturbadora nota que le entregó el conserje del motel "Carlysle" dos semanas atrás. Era de Tünnermann. ¿Cómo diantres la había encontrado? Eso era algo que debía preguntarle personalmente, cara a cara, apenas un suspiro antes de que le arrebatase la vida, mientras contemplaba ese momento espectral que separa con hilos deshilachados la vida de la muerte. La nota, la condenada nota: "Sé quién eres, sé por qué haces lo que haces, lo sé todo de ti. Déjame ayudarte. Ayúdame a atrapar a quienes te están obligando a asesinar. Ayúdame a encerrarles y te prometo un trato justo y una segunda oportunidad para ti..."

¡Qué osadía! Nadie rechaza un encargo de La Mater Nostra. Claro que deploraba su vida, pero La Mater Nostra ni perdona ni olvida. Una vez entras ya no sales. No hay vuelta atrás. ¿Cómo se atrevía ese entrometido de Tünnermann a fisgonear en su pasado? ¿Qué diantres creía haber descubierto que sabía de ella? ¿Cómo diablos osaba rogar su colaboración para desenmascarar a La Mater Nostra? ¿Una segunda oportunidad? No hay segundas oportunidades para los muertos. Tracy estaba muerta, era un cadáver andante que respiraba, se movía, pensaba y ejecutaba bajo los dictados de La Mater Nostra. No hay segundas oportunidades para mí, Orlando, se lamentó, mientras ponía destino a su cita con el último encargo de La Mater Nostra. Condujo con suavidad, despacio, casi adormecida, dejándose acunar por la voz hipnótica de Christopher Chross en las ondas.
Durante todo el trayecto no pudo dejar de soñar con la entelequia inimaginable que rezaban las palabras mágicas que el detective le había escrito en un pedazo de papel: "Una segunda oportunidad, arrestar a los cabecillas de La Mater Nostra, colaborar con el inspector, empezar de cero..."

Tracy no podía concebir su vida de otro modo que no fuese asesinar, obedecer, esconderse, ocultar su rastro, desaparecer, vivir con miedo y abolir las emociones, los afectos y el amor. Las emociones debilitan, te hacen vulnerable, te hacen cometer errores. Pero, ¡qué bello debe ser compartir, sentir, enamorarse, equivocarse y aprender junto a la gente que quieres y te ama! Son sueños, se reprende Tracy, sólo son sueños. Orlando no puede ayudarme, nadie puede, pero... ¿Y si fuera cierto? La esperanza aflora en su corazón como una llama intrusa. Tracy la deja medrar, arder fragorosa. Es una sensación

desconocida y agradable sentir que le importas a alguien, medita con una sonrisa genuina en sus labios. En ese instante queda obnubilada por su propia reacción. Esta no soy yo, se dice, pero sigue conduciendo, por primera vez fantaseando con la posibilidad de revertir su mundo de oscuridad, abriendo los postigos al claror ignoto de una vida nueva..."