bladerunner05@hotmail.com

BIBLIOGRAFÍA DE VÍCTOR VIRGÓS

BIBLIOGRAFÍA DE VÍCTOR VIRGÓS

"LA CASA DE LAS 1000 PUERTAS" -A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES-

"LA PUERTA DE LOS SUEÑOS" -A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES

"EL HOTEL DE LAS ALMAS PERDIDAS". A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES

"ISLA DIAMANTE" -A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES

"SOL TENEBROSO" -A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES -.

"EL LABERINTO DEL SOL Y LA LUNA" -A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES

"LA MANSIÓN DE LOS AMORES MALHADADOS" -A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES

"AL OTRO LADO DE LA OSCURIDAD" (YA A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES)

"EL SANTUARIO DE LAS ROSAS NEGRAS" (EN PROCESO DE GESTACIÓN)

"SELENE MOON" (EN PROCESO DE GESTACIÓN)
"EL CLUB DE LOS MUERTOS VIVIENTES" (EN PROCESO DE GESTACIÓN"

ORLANDO TÜNNERMANN

ORLANDO TÜNNERMANN
ORLANDO TÜNNERMANN

AL OTRO LADO DE LA OSCURIDAD

AL OTRO LADO DE LA OSCURIDAD
AL OTRO LADO DE LA OSCURIDAD

"LA PUERTA DE LOS SUEÑOS" VÍCTOR VIRGÓS

"LA PUERTA DE LOS SUEÑOS" VÍCTOR VIRGÓS

"LA PUERTA DE LOS SUEÑOS"

"LA PUERTA DE LOS SUEÑOS" (A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES)

"LA PUERTA DE LOS SUEÑOS". VÍCTOR VIRGÓS.

BÁRBARA Y MIRANDA SON TESTIGOS DE UNA REUNIÓN CLANDESTINA DE UNA PELIGROSA BANDA DE FACINEROSOS.

SU INTROMISIÓN ACABARÁ POR ARRASTRARLAS HASTA UN DESCONOCIDO, INHÓSPITO Y DESHABITADO PUEBLO TUROLENSE, DONDE MANFRED BÖHER LLEVA A CABO UN DEMENCIAL PROGRAMA TERAPÉUTICO QUE EL LUNÁTICO MESÍAS HA DADO EN LLAMAR "LA PUERTA DE LOS SUEÑOS". SUS VIDAS CORREN PELIGRO EN MANOS DEL ESPURIO SANADOR Y SU CUADRILLA DE ENAJENADOS PROSÉLITOS.

.

"ISLA DIAMANTE" A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES

"ISLA DIAMANTE" A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES

"ISLA DIAMANTE" PRÓXIMAMENTE EN WWW.AMAZON.ES

ISLA DIAMANTE "VÍCTOR VIRGÓS"

A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES

LA MODELO DANESA SISSEL MADSEN ES SECUESTRADA Y DESAPARECE JUNTO A UN HOMBRE DE ENIGMÁTICA CATADURA POR ENCARGO DE UN NEFARIO EMIR.

UN TESTIGO FORTUITO RECOGERÁ UN PERIÓDICO QUE LA MODELO ARROJA AL SUELO, CON UNA ÚNICA PISTA DE SU PARADERO ESCRITA EN TINTA ROJA DE CARMÍN: "ISLA DIAMANTE".

EL HOTEL DE LAS ALMAS PERDIDAS



EL HOTEL DE LAS ALMAS PERDIDAS

A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES

CASSANDRA KOWALSKA, LA NUEVA VOCALISTA DE LA BANDA TUROLENSE SIRENAS IN LOVE, ACUDE AL HOTEL DE LAS ALMAS PERDIDAS PARA OFRECER UN CONCIERTO EN DIRECTO.

ALLÍ SE TOPARÁ CON LA PELIGROSA BANDA DE FORAJIDOS DE BARRABÁS, QUE ACABA DE ESCAPAR DEL PENAL.


EL HOTEL DE LAS ALMAS PERDIDAS

EL HOTEL DE LAS ALMAS PERDIDAS

"SOL TENEBROSO"

"SOL TENEBROSO"

"SOL TENEBROSO"

"SOL TENEBROSO" (A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES)

ARTURO SUCHIL RECIBE UNA CARTA DE SU ESPOSA PAOLA DESPUÉS DE 20 AÑOS, PERO PAOLA FUE ENTERRADA EN UNA CRIPTA DE LA ISLA DE TABARCA CUANDO MURIÓ AHOGADA AL SALIRSE SU COCHE DE LA CARRETERA Y SUMERGIRSE EN EL MAR.

ARTURO DEBE DESCUBRIR QUÉ SUBYACE TRAS LA REPENTINA "RESURRECCIÓN" DE PAOLA, QUIEN LE CITA EN EL DEPRIMENTE Y AISLADO PUEBLO TUROLENSE DE OJOS NEGROS.

"EL LABERINTO DEL SOL Y LA LUNA"

"EL LABERINTO DEL SOL Y LA LUNA"

"EL LABERINTO DEL SOL Y LA LUNA"

"EL LABERINTO DEL SOL Y LA LUNA" (A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES)

CASSANDRA KOWALSKA ES CITADA EN LA GESTORIA DE AMANCIO GUEVARA, EN PUEBLA DE SANABRIA, PARA LA LECTURA DE LAS ÚLTIMAS VOLUNTADES DE SU ABUELO, QUIEN LE DEJA TODA SU FORTUNA.

VLADIMIR KOWALSKA GUARDABA MUCHOS SECRETOS Y SU ACÉRRIMO ENEMIGO, AMANDO SALCEDO, NO PUEDE PERMITIR QUE SALGAN A LA LUZ. ENVIARÁ A SUS SICARIOS TRAS LAS HUELLAS DE CASSANDRA PARA RECUPERAR ALGO QUE SU PADRE LE ROBÓ ANTES DE SIMULAR SU PROPIA MUERTE Y LA DE SU MUJER.

LA MANSIÓN DE LOS AMORES MALHADADOS

LA MANSIÓN DE LOS AMORES MALHADADOS
LA MANSIÓN DE LOS AMORES MALHADADOS. A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES

LA MANSIÓN DE LOS AMORES MALHADADOS (A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES)

LA MANSIÓN DE LOS AMORES MALHADADOS. A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES


ARINSAL FUE BRUTALMENTE APALEADA Y VIOLADA POR UNOS HOMBRES 5 AÑOS ATRÁS EN UN SUBURBIO DE JORDANIA. LA DIERON POR MUERTA, PERO SOBREVIVIÓ, Y AHORA HA REGRESADO PARA COMENZAR UNA CRUZADA PERSONAL VINDICATIVA CONTRA TODOS ELLOS. NADIE ESTÁ A SALVO, NI SIQUIERA CARMELO DE LA PRIDA, UN HOMBRE ABYECTO Y PODEROSO QUE SE REFUGIA DEL MUNDO EN EL INEXPUGNABLE CASTILLO DE ARCALÍS.

AL OTRO LADO DE LA OSCURIDAD (EN PROCESO DE GESTACIÓN)

AL OTRO LADO DE LA OSCURIDAD (EN PROCESO DE GESTACIÓN)

AL OTRO LADO DE LA OSCURIDAD

"AL OTRO LADO DE LA OSCURIDAD"

(A LA VENTA EN WWW.AMAZON.ES)

CUANDO ÁLEX MERCURY OBSERVA EL EXTERIOR A TRAVÉS DE LA VENTANILLA DEL TREN, VISLUMBRA ATÓNITO EL ESPERPÉNTICO, SINIESTRO Y DESOLADOR PAISAJE DE "JYS; LA ESTACIÓN DEL TIEMPO".

TRACI NO ESTÁ A SU LADO; HA DESAPARECIDO, AL IGUAL QUE EL RESTO. EL TREN ESTÁ VACÍO. NO HAY NADIE, SÓLO SILENCIO Y UNA LUZ CENICIENTA QUE LO ENVUELVE TODO EN UN SUDARIO GRIS OSCURO.

ALGO INEXPLICABLE SUCEDIÓ CUANDO LOS HACES DE LUZ ENGULLERON AL TREN, CUANDO CRUZÓ AL OTRO LADO DE LA OSCURIDAD.

"AL OTRO LADO DE LA OSCURIDAD"

"AL OTRO LADO DE LA OSCURIDAD"

"EL SANTUARIO DE LAS ROSAS NEGRAS" EN PROCESO DE GESTACIÓN

"EL SANTUARIO DE LAS ROSAS NEGRAS" EN PROCESO DE GESTACIÓN

"EL SANTUARIO DE LAS ROSAS NEGRAS" EN PROCESO DE GESTACIÓN

EL SANTUARIO DE LAS ROSAS NEGRAS (EN PROCESO DE GESTACIÓN)

EL PUEBLO BURGALENSE DE CORTIGUERA PARECÍA ABANDONADO, DEVORADO POR LA VEGETACIÓN SALVAJE, TAN HERMOSO Y ESPECTRAL A LA VEZ, CON AQUELLAS MANSIONES BLASONADAS DONDE YA NO VIVÍA NADIE. LAS BARRERAS A LA ENTRADA DEL PUEBLO, CON AQUELLA PROHIBICIÓN EXPLÍCITA DE ACCESO A LOS NIÑOS, RESULTABAN INQUIETANTES; TANTO COMO EL ALBINO DE OJOS AZULES, TANTO COMO EL EXIGUO REDUCTO DE HURAÑOS LUGAREÑOS QUE PROTEGÍAN CON DESPROPORCIONADO CELO EL BOSCOSO SENDERO QUE CONDUCÍA AL SANTUARIO DE LAS ROSAS NEGRAS.

SELENE MOON

SELENE MOON

"SELENE MOON"

"SELENE MOON" (EN PROCESO DE GESTACIÓN)


CUANDO EL DETECTIVE ORLANDO TÜNNERMANN ACUDE AL TEATRO "LA CUARTA PARED" PARA ASISTIR A LOS ENSAYOS DE LA OBRA "LA NOVIA DE LA MUERTE", LE ANUNCIAN QUE LA BAILARINA PRINCIPAL, SELENE MOON, HA DEJADO LA COMPAÑÍA TEATRAL PRECIPITADAMENTE, SIN PREVIO AVISO, ENVUELTA EN UN HALO DE MISTERIO Y URGENCIA.

EN SU CAMERINO, ORLANDO ENCUENTRA UNA PEQUEÑA CUARTILLA CON UN SUCINTO MENSAJE ESCRITO: "NO DEJES DE BUSCARME, DETECTIVE"

EL CLUB DE LOS MUERTOS VIVIENTES

EL CLUB DE LOS MUERTOS VIVIENTES

EL CLUB DE LOS MUERTOS VIVIENTES

EL CLUB DE LOS MUERTOS VIVIENTES

EL CLUB DE LOS MUERTOS VIVIENTES

EL CLUB DE LOS MUERTOS VIVIENTES (EN PROCESO DE GESTACIÓN)

EL CLUB DE LOS MUERTOS VIVIENTES HA VUELTO A REUNIRSE. SIN EMBARGO, EL MUNDO AL QUE RETORNAN HA CAMBIADO DRÁSTICAMENTE. CORRE EL AÑO 2133. LA POBLACIÓN MUNDIAL HA QUEDADO DIEZMADA A CAUSA DE LA REBELIÓN DE LOS ROBOTS Y DE UNA CORPORACIÓN TAN CLANDESTINA COMO PODEROSA CAPAZ DE CONTROLAR LA VOLUNTAD Y EL DESTINO DE LOS SERES HUMANOS POR MEDIO DE UNOS CHIPS ELECTRÓNICOS QUE LES HAN SIDO IMPLANTADOS.

jueves, 21 de septiembre de 2017

EL EXPERIMENTO O EL PROBLEMA DE LA ZAPATERÍA. TEATRO QUEVEDO



EL EXPERIMENTO O EL PROBLEMA DE LA ZAPATERÍA
TEATRO QUEVEDO. MADRID
ORLANDO TÜNNERMANN


(Un original concurso de improvisación, un enigma matemático y un millón de euros para el ganador. Sorprendente, interactiva, divertida y original).

Recuerdo que en mis tiempos de estudiante, o sea, cuando en las ondas sonaban a todas horas las “discotequeras” canciones del dúo alemán Modern Talking o el pegadizo “Voyage Voyage” de la francesa Desireless, a mí me hacían sufrir y pasarlas canutas con unos problemas matemáticos que debían ser muy sencillos pero que yo jamás logré resolver. Era aquella nonada (bobada) de, pongamos, la fuente que llena tres cántaros de cinco litros en diez minutos, ¿cuánto tardaré en llenar veinte cántaros más sabiendo que cuatro de ellos son de dos litros y los restantes el doble de la suma del resto? Yo ya me he perdido en el enunciado y ya me echa humo la mollera.

“El experimento o el problema de la zapatería” me retrotrae a aquellos tiempos aciagos, o sea, aquellas lides (batallas) injustas contra mi ineptitud para los razonamientos lógicos. Coral Igualador nos propone una experiencia interactiva de lo más original y entretenida, presentada en formato improvisado de reality show, para poner a circular las células grises y resolver un enigma que, como aquellos de mi infancia, a primera vista parece de dificultad parvularia. Espectadores y actores somos sometidos a la opacidad (oscuridad) impenetrable de un enigma de apariencia inocente y enjundia “demoníaca”. Ahí estamos los espectadores, cómodamente apoltronados en las butacas, leyendo el “acertijo” que nos han pasado de la dichosa zapatería, cada uno llegando a conclusiones diferentes, un buen ramillete en realidad. Los actores, que nunca son los mismos, siempre van rotando en cada nueva función, encarnan a seis concursantes singulares, divertidos, carismáticos, no tienen desperdicio, tan diferentes entre sí como una mofeta y un oso pardo. Nosotros, con los panfletos en la mano que nos han suministrado, colaboramos en la resolución del problema aventurando conclusiones que una conductora, El Sistema, va anotando en una pizarra. Los actores hacen lo propio. Son concursantes en pos de un premio titánico: un millón de euros para quien desvele el problema propuesto. Las tensiones y emociones se desbocan y alguno cruzaría al lado oscuro para obtener un trofeo tan suculento: un millón de euros. ¿Qué harías tú, qué serías capaz de hacer por un millón de euros?

“El experimento” es un brillante diseño de entretenimiento en el cual el espectador es parte esencial del desarrollo de la función. Imposible imaginar el tedio o la decepción con un producto tan interesante y fascinante, divertido y trepidante. Los actores elegidos para tamaño desafío, al menos los que yo tuve el placer de ver sobre el escenario, son verosímiles en sus respectivos roles de concursantes. Verosímiles y fabulosos, magníficos. Extravagantes, puede ser, tanto como la “fauna” autóctona que habita en los platós de los típicos reality shows que engordan las audiencias de las más célebres cadenas de televisión: Canallas, guaperas, frikis, horteras, pánfilos, gente inclasificable inunda nuestras pantallas de televisión para deleite de las audiencias. “El experimento” aúna sobre el escenario a una pequeña recolección de ese mundillo inclasificable que se pasea por las cadenas de televisión como si fuesen grandes celebridades en el planeta de los despropósitos.

Sobre el escenario, un elenco de actores que se desenvuelven con maravillosa soltura. Mis favoritos: el gigoló y esa “galleguiña” que es como una ametralladora de palabras, nervios y desparpajo.


“El experimento o el problema de la zapatería”… ¿Te la vas a perder? Pocas veces mi tiempo libre estuvo tan bien aprovechado.
Orlando Tünnermann.

CINCO MUJERES CON EL MISMO VESTIDO .TEATRO QUEVEDO. MADRID



“CINCO MUJERES CON EL MISMO VESTIDO
TEATRO QUEVEDO. MADRID

(Una comedia disparatada, personajes dispares, mucha alharaca, una boda inolvidable salpicada de confidencias hilarantes, un soberbio monólogo postrero de Erika Sanz y una apoteósica Raquel Martín Coronado)



Me inscribí a las filas de los espectadores del teatro Quevedo para asistir a la función “5 mujeres con un mismo vestido” con la incertidumbre y la expectación por blasón. Esta fue una de esas ocasiones en las cuales uno no sabe hacia dónde tirará el ánimo cuando la función acaba tras las ovaciones pertinentes. ¿Disfrutaré con esta función o por el contrario mi crónica se plagará de matices ingratos? Navegaba en un mar tenebroso donde apenas avizoraba siluetas nebulosas.

La adaptación de Alan Ball, creador de “American Beauty” y “A dos metros bajo tierra”, la primera me decepcionó sobremanera y por la segunda sucumbo encantado, la dispone sobre el escenario del teatro Quevedo la productora DESCALZOS PRODUCCIONES bajo la dirección de Celia León. No soy una persona fácil de conquistar, francamente. No todo me hace gracia y no a todo el mundo le doy el sí quiero por muchos mimos y carantoñas que improvise. Soy un hueso duro de roer. En esta línea más bien antipática me encontraba yo cuando el teatro Quevedo se pone en plan tétrico al inicio de la función, con esa luz umbrosa que apenas me deja discernir los rostros de las actrices que van aproximándose al escenario, entonando con sentimiento y sobradas cualidades vocales aquello del “Tatuaje” de Conchita Piquer. Sabia elección me parece la incorporación al elenco de la polifacética Elena Sánchez, poseedora de una voz potente y cristalina, pura, sin máculas ni imperfecciones, una voz curtida y cultivada en los escenarios de famosos musicales, como: “El Jorobado de Nôtre Dame”.

Tiene algo de fantasmal y lúgubre esta aparición: vestidos elegantes que se adivinan con dificultad en ese halo opaco que nos engulle a todos. El tema, además, está cargado de melancolía.

Enseguida todo se revuelve y cambia de aspecto. Un puñado de damas de honor, todas embutidas en idénticos vestidos de gala, revolotea como gallinas atrapadas en una jaula claustrofóbica, armando una alharaca jaranera como de adolescentes en el patio del colegio. En ese mismo instante ya configuro yo la ruta de navegación que va a tomar esta función. Confidencias íntimas, sinceridad a borbotones, confesiones impagables que se gestan bajo el influjo de una copa de vino, champán o lo que se tercie, cuando se derriban los muros de la hipocresía y la ironía brota libérrima (libre) sin el yugo de las convenciones sociales. 



La habitación de la hermana de la novia se convierte en el hábitat o confesionario de este singular y divertidísimo cónclave dé féminas, donde se airean los trapos sucios y los que se guardan en los armarios para esconderlos de la mirada pública: Un coito escandaloso a la vera de unos contenedores de basura, relatado con “inmoral” inverecundia (desvergüenza) por Carmen Santos, una lesbiana maravillosa (Begoña Frutos) y una cristiana (Elena Sánchez) que ni fuma, ni bebe, que mantiene una postura vital nihilista (que se niega a todo) porque es cristiana. Su relación espiritual de amor abnegado y exclusivo a Cristo es uno de los ejes cómicos de la obra. Tampoco dejará dibujados e impertérritos a los espectadores cuando una “gamberra” Raquel Martín Coronado nos fusila con sus portentosas delanteras… (Esto hay que verlo, no se puede narrar). Diálogos exacerbados, una chaladura total, algunos tropiezos de Carmen Santos al recitar el texto, que ella resuelve sin perder el equilibrio, ¡bravo! , lloriqueos, risas, euforia, nostalgia, monólogos soberbios y la banda sonora de gran parte de las escenas, el clásico “Tatuaje” de Conchita Piquer,  tarareado por alguna de las actrices, mientras las otras interpretan su papel. Sólo por este detalle de máxima dificultad queda difuminado en mi ánimo cualquier dictamen negativo sobre esos lapsus y tropezones puntuales con el dichoso texto memorizado. Hace falta una gran capacidad de concentración para interpretar sin despistes ni omisiones cuando otro está canturreando a tu lado. Los hombres, así en general, quedamos en boca de estas damas de honor lenguaraces destripados y denostados sin ambages, en una especie de festival de escarnio indiscriminado que no diré yo que no tengamos un poco merecido.

Dos pilares fundamentales de “5 mujeres con el mismo vestido”: Raquel Martín Coronado; un vendaval que arrasa con todo, que por sí sola iluminaría las noches más aciagas con su gigantesca capacidad para doblegarse y triplicarse en el escenario como si fuese un incendio incombustible. Domina los registros de la amargura, la alegría, la comicidad y los monólogos más íntimos que anegan el corazón de empatía. Sobresale sobre el resto a modo de bastión o monolito megalítico. Una maravilla esos diálogos telefónicos un tanto exaltados con su madre que nos hacen adivinar una relación poco menos que tormentosa, espinosa y escabrosa. Hablaba de dos vértices descollantes (sobresalientes).

Erika Sanz y su monólogo postrero, una soberbia muestra de lo que las actriz más excelsas ofrecen a su público sin despeinarse, como si fuese ello algo tan natural como el respirar o abrir los ojos al amanecer cada mañana. Erika es la perfecta “Femme fatale” (mujer fatal) con su hermoso físico de diosa vikinga o novia del gangster en una película de Humphrey Bogart. Mirada gélida, seductora, belleza al estilo de las inolvidables Ava Gardner, Mae West o Lana Turner, la vislumbro en una nueva versión de “El cartero siempre llama dos veces”. Juega con el público con esa mirada fría y sensual a la vez, que barre todo y que se cuela en el alma para hechizarte sin remedio. La recuerdo perfectamente en “Águila Roja”, ataviada de harapos allá, deliciosa igualmente, pese a la envoltura andrajosa, en comparación con el glamour suntuoso como dama de honor ahora. Pude ver la expresión de los espectadores al finalizar la función. Pude observar su entrega. “5 mujeres con el mismo vestido” entusiasma y no defrauda, es una apuesta segura que recomiendo totalmente.

Como colofón, me encanta la pureza de Elena Sánchez, tan inocua y “virginal” ella frente a la fiereza animal de Erika. Carmen es sencillamente adorable y puedo vislumbrar a una gran actriz dentro de ese corpachón formidable y “abrazable”, pese a sus lapsus memorísticos que ella esquiva y salta con agilidad, sin perder el ritmo.


 
*AGRADECIMIENTOS: Quiero agradecer a la actriz Erika Sanz y a la productora Descalzos Producciones por su deferencia y amabilidad, colaborando conmigo para que pudiese yo documentarme debidamente y así confeccionar el diseño de esta crónica teatral.

ORLANDO TÜNNERMANN

martes, 19 de septiembre de 2017

ESTOY VIVO. TVE1



“ESTOY VIVO
TVE1

COMENTADA POR ORLANDO TÜNNERMANN

(ENTRETENIDA, ORIGINAL, CÓMICA, DRAMÁTICA Y PARANORMAL)

 JAVIER GUTIÉRREZ, ALEJO SAURAS Y ANNA CASTILLO (IMAGEN)

La creatividad, cuando conlleva singularidad, innovación, originalidad, un “golpe de estado” en toda regla en un panorama televisivo y cinematográfico hastiado de aburrimiento por la redundancia de argumentos y tramas, manido, repetido como un eco atrapado en su propio mantra, cuando eso acaece, es sin lugar a dudas un espejismo, un hálito de aire fresco que viene a remover las aguas remansadas de esa abundancia de series y películas cuyas historias carecen de novedad y se conforman con ser simplemente meras réplicas contemporáneas de ideas originales muy antiguas.

Daniel Écija extrae de su chistera, coadyuvado (ayudado) por la dirección de Oriol Ferrer, un producto ambicioso y muy original que desde sus primeros balbuceos pretende fusionar en armoniosa cohabitación géneros tan dispares como la comedia, el drama y el surrealismo paranormal. Es un cóctel explosivo que necesita mucho metraje de cocción y hacen falta artesanos fogueados (experimentados) para manejar debidamente una exquisitez tan delicada. En el reparto, me encuentro con un elenco de actores soberbio que viene a ser poco menos que gran parte del aparato locomotor de nuestra industria cinematográfica y por ende, escénica. Actores de marchamo inveterado que se han ganado a pulso el privilegio de la fama y las glorias del éxito.

“Estoy vivo” cuenta con el andamiaje y engranaje perfecto para levantar un bastión de solidez inexpugnable: actores mayúsculos, un argumento singular y un ensamblaje audaz y novedoso que sorprende y que se adentra sin temor en los cuasi ignotos (“desconocidos”) páramos de la comedia paranormal.

La serie que TVE1 emite todos los jueves a las 22:40 nos presenta la historia del inspector Andrés Vargas (ROBERTO ÁLAMO), “caído en combate” tras un fatídico encuentro con la muerte a manos de un psicópata sin escrúpulos: “El carnicero de Medianoche”. El hilo de la cotidianidad se rompe de manera rocambolesca y surrealista cuando el finado retorna al mundo de las alegrías y las penas humanas en el cuerpo de otro agente de policía, Manuel Márquez, a quien da vida el inefable Javier Gutiérrez, merecido ganador de un Goya, al igual que sus compañeros de reparto, Anna Castillo y Roberto Álamo.

La vida de Vargas será a partir de ese instante crucial como un híbrido cómico-trágico: una mente pletórica de recuerdos y un cuerpo desconocido como carcasa del alma que atesora emociones y vivencias de una existencia “reseteada” y un rostro que se asoma al espejo para examinar al forastero del reflejo.

Usando términos gastronómicos, la mesa ya está puesta y los ágapes servidos. Ingredientes de las mejores calidades recolectados por toda nuestra geografía. Cristina Plazas (Laura) jamás defrauda y está excelsa en su rol de viuda desconsolada en la presentación de la serie en el episodio que abre el telón. Domina a la perfección la emoción; de ello dio sobradas muestras en aquel drama penitenciario de “Vis a vis”. Acostumbrado me tiene también a derrochar ovaciones el inefable Javier Gutiérrez (Manuel/Vargas), dando rienda suelta a sus arranques únicos de humor y al gran actor polifacético que lleva dentro, un actor todoterreno que siempre refulge (destella) por ardua que sea la tarea en ciernes. Javier atrapa a la perfección la esencia necesaria que precisa su personaje: desconcierto, aturdimiento y una paciencia infinita para soportar al “pelmazo” de “El enlace” (Alejo Sauras), un divertidísimo y singular emisario del más allá incognoscible que ayudará a Vargas a asimilar su “nueva situación”, con tal devoción que ni el santo Job soportaría sin perder el “oremus”, como dicen con abnegada recurrencia en el folletín diario de TVE1 “Acacias 38”. Mención especial para Anna Castillo, un portento sobrenatural a quien ya tuve el placer de ver sobre un escenario en la función teatral “La Pilarcita”. La hija del fallecido Vargas hace uso de su habitual desparpajo interpretativo y sobrecoge el corazón cuando se deshace en mil pedazos en el primer episodio al conocer la fatídica suerte de su progenitor poco después de una trifulca filio paternal de órdago. Anna es una fuerza de la naturaleza, es una fuente natural. Inmenso siempre Roberto Álamo, con esa intensidad primigenia suya retenida en un rostro benevolente y fisonomía de luchador. Me gusta y puede dar mucho juego la rivalidad entre Vargas y David, interpretado por Alfonso Bassave; un tipo de modales canallas y gusto por la trapisonda (bulla, riñas, peleas), recogiendo nuevamente un ápice de aquel punto “borde integral” y antipático insoportable de aquella maravillosa “La pecera de Eva”.

En fin, un dechado de virtudes prodigado por gente de renombre y aptitudes más que asombrosas de la talla de la gran dama de los escenarios por antonomasia, Julia Gutiérrez Caba, Fele Martínez, Goizalde Núñez, o Jesús Castejón… ¿Se puede pedir más?

Para concluir, un apunte sobre el segundo episodio: se afianza mi fe absoluta en esta serie que cuenta, como decía antes, con los ingredientes necesarios para llevar a cabo trabajos inefables.

Lo que más me gusta: el elenco protagonista, la innovación de la trama. Javier Gutiérrez, deslizándose entre el intimismo de los recuerdos que afloran dolorosos y la comedia. Deslizándose entre la chanza y la angustia como si fuera algo espontáneo y sencillo.

Lo que menos me gusta, podría ser su talón de Aquiles: no me convence la iluminación, los colores apagados, los colores mates, los claroscuros, esos tonos casi desvaídos que me recuerdan a las producciones añejas de los años 70. No se debe obviar que los colores, las luces y sombras, inciden directamente sobre las emociones. Nos inducen a la alegría o a la melancolía, a que nuestra expresión se torne luminosa o adusta. Por lo demás, una apuesta muy bienvenida que cuenta ya con toda mi atención.